¿Cómo reducir tu hipoteca? Parte 1

Cómo reducir tu hipoteca

Reducir tu hipoteca

La disminución del costo de hipoteca a niveles mínimos históricos, a pesar de la crisis económica por la pandemia del Covid-19, estimulará la posibilidad de abaratar los créditos que se tomaron años atrás con costos más elevados.

Esta es una posibilidad que desde hace tiempo la banca motivó a través de mecanismos como pagos de pasivos, que la reforma financiera estimuló. Sin embargo, la mejora de hipoteca hasta el año pasado no representaba ni 10% de la originación anual, al ser una alternativa poco conocida.

Como referencia, desde 2014, la Asociación de Bancos de México (ABM) implementó la modalidad de portabilidad hipotecaria para mejorar la liquidez y dinamizar el segmento. El tecnicismo para esta portabilidad es ‘subrogación de acreedor’.

La portabilidad hipotecaria no extingue el crédito que se tiene con un banco, con uno nuevo que se solicita a otro, ni significa la cancelación de la primera hipoteca.

Continúa leyendo: ¿Cómo funciona un crédito hipotecario en México?

Lo que sí procede para ejecutarlo es una modificación a la inscripción que ya existe en el Registro Público de la Propiedad, en donde se establece el cambio de acreedor y tasa, mediante un convenio que se otorga ante notario.

Lo anterior lo ampara el artículo 15 de la Ley de Transparencia y Fomento a la Competencia en el Crédito Garantizado.

Para este trámite, sí hay condiciones atractivas, la persona se acerca al banco y solicita un “estado de cuenta para efectos de subrogación”. El banco acreditante está obligado a emitirlo en 15 días naturales.

Esta portabilidad o subrogación de acreedor busca un ambiente de competencia entre los diversos servicios financieros para beneficiar al consumidor final con mejores tasas y condiciones, tal como destacan a Real Estate Market & Lifestyle diversos jugadores relevantes en el sector.

Orientar al cliente

En este sentido, Enrique Margain Pitman, coordinador del comité Hipotecario de la Asociación de Bancos de México (ABM), enumera las ventajas de esta modalidad a seis años de su implementación.

“Estos son créditos orientados para que una persona mejore las condiciones de su crédito hipotecario, transfiriendo su crédito a otro banco, con eso puedes bajar la mensualidad porque la tasa de interés es más baja y puedes ajustar el plazo”.

Dice que es una forma de pagar una menor mensualidad, para ello ejemplifica: “Si  pagabas una tasa de interés del 10 al 12% y actualmente el banco te ofrece una tasa del 8.5%, ese punto y medio porcentual que estás disminuyendo se traduce en una menor mensualidad y carga financiera”.

Señala que esta combinación de pago de pasivos y crédito de liquidez es el más solicitado durante la crisis por el Covid-19, porque ayuda a las familias a mejorar las condiciones de sus créditos.

Crédito de Liquidez

El crédito de liquidez es cuando una persona ya es propietaria de un inmueble y recurre a un financiamiento hipotecario para obtener dinero y utilizarlo para consolidar pasivos, para invertir, una emergencia, habilitar una empresa o lo que sea.

Consolidar pasivos es fundamental. Si tienes deudas de corto plazo, tarjetas de crédito, préstamos personales o crédito automotriz a una tasa mucho más alta y la quieres mandar a largo plazo, a través de esta liquidez bajas tu mensualidad y, amplías el plazo de pago. La vivienda, sin deshacerte de ella, ayuda a salir de una contingencia como la de estos momentos”.

Fuente: Real Estate Market & Lifestyle

También te puede interesar: ¿Cómo mejorar mi buró de crédito y adquirir un crédito hipotecario?

Un pensamiento en “¿Cómo reducir tu hipoteca? Parte 1

  1. Pingback: ¿Cómo reducir tu hipoteca? Parte 2 - Creditaria Alpha

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *