Se acaban las casas baratas

casas-baratas

Diversos indicadores revelan que a partir de 2012, y en un proceso que se aceleró el presente año, el mercado de la vivienda ha registrado cambios importantes en la mezcla de productos, de tal modo que el segmento de interés social representa hoy 87 por ciento de las operaciones, cuando hace apenas dos años generaba 91 por ciento de las mismas.

En ese mismo periodo los segmentos de tipo medio y residencial ganaron dos puntos porcentuales de participación, pasando de 11 a 13 por ciento del total.

Este ajuste a la tendencia del mercado tiene varias causas, pero la esencia del cambio se resume solo en tres: la sensible mejora en cantidad y calidad de los esquemas de financiamiento hipotecario que ofrece la banca comercial, los recientes incrementos a los montos de crédito de Infonavit y Fovissste y las crecientes dificultades que implica generar vivienda para los segmentos de bajos ingresos.

Son números… Pero el chiste está en entender que el crecimiento en la venta de viviendas de tipo y medio residencial está muy ligado a que existen mejores opciones de crédito para esos segmentos, en tanto que la aun marginal baja en los segmentos de interés social aunque tienen que ver con una caída de la demanda, tienen sobre todo que ver con los enormes problemas que implica generar viviendas de este nivel, problema que se agrava cuando se trata de zonas urbanas.

Es fácil, y ya lo he dicho muchas veces en este espacio, el alto costo del suelo, regulaciones basadas en baja densidad y alta demanda de lugares de estacionamiento, los costos de los permisos y la corrupción, son factores que hacen imposible generar vivienda para los segmentos de bajos ingresos.

Y si este año ya se notó la baja en ventas de viviendas económicas, habrá que ver qué pasa el año próximo, cuando los inventarios y procesos en proyecto se vayan acabando y nos enfrenten a una realidad terrible y contundente; nuestras ciudades no ofrecerán opciones de vivienda para la población de menores ingresos.

VINTE Y SU CAPACIDAD DE INNOVAR

Vinte, la desarrolladora de vivienda que dirige Sergio Leal Aguirre, sigue dando de qué hablar, y esta vez, la nota es que su director de Finanzas, Domingo Valdés Díaz, fue reconocido por el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF), Oracle y Deloitte, como uno de los CFOs Más Innovadores de México de este año.

La distinción va de la mano con el gran año que está teniendo la viviendera, ya que premia “su habilidad e innovación para obtener créditos internacionales del banco alemán DEG, Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo, justo en momentos marcados por las dos crisis inmobiliarias globales más importantes de la historia reciente”.

Al dar los motivos del reconocimiento, se enfatizó que la estrategia financiera de Vinte ayudó a que regresara la confianza a esta industria, atrayendo con ello el interés de los grandes inversionistas y creando condiciones para reactivar el mercado de deuda que había estado cerrado para el sector vivienda.

Para ganar este Premio, Valdéz Díaz compitió con más de 300 CFOs de las empresas más importantes del país.

GEO EMPIEZA A MOVER LA PATITA

Y de pronto empiezan a surgir buenas noticias en relación a Corporación GEO, la primera se dio a través de un boletín de la Bolsa mexicana de Valores, que escuetamente anunciaba el nombramiento de Iñigo Orvañanos Corcuera, como director general adjunto de la firma, al tiempo que Luis Orvañanos Lascurain fue ratificado como presidente y director general.

Pocos días después, Marcos Martínez, director general de Banco Santander, anunciaba que los avances en el proceso de Concurso Mercantil de la viviendera, hacían posible que el banco liberara créditos para la edificación de dos desarrollos, anticipando, que con base en las mismas razones, podía esperarse que en breve otros bancos liberaran también líneas de financiamiento para la empresa que comandan los Orvañanos.

Fuente | centrourbano.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *