La colonia Narvarte en el radar de los inversionistas

Por su cercanía con la colonia Del Valle, la Narvarte ha sido considerada una de las colonias emblemáticas del sur de a Ciudad, cuya plusvalía se ha mantenido en los últimos cinco años en un rango  de 3% en términos reales, esto es 3% por arriba de la inflación, según datos de Softec. Como referencia considera que el DF tuvo una plusvalía de 4.2 por ciento.

El uso de suelo siempre ha sido habitacional y la tierra se revalorizó a partir del Bando 2, que amplió las normas de construcción en esta colonia y se autorizó edificar hasta ocho pisos en avenidas principales.

La Narvarte es una colonia grande y su contexto urbano cambia conforme a las vialidades, “la conectan con toda la ciudad y le dan valor agregado a los negocios y oficinas que alberga”,  señala Abril López Villeda, miembro de la Fundación de Arquitectura Mexicana (Fundarqmex).

La zona es muy recurrente “por sus pequeños desarrollos dirigidos al segmento residencial… y con buenos niveles de venta de vivienda nueva”, comentó Yeradith Aragón, analista de mercado de Tinsa.

“No hay terrenos disponibles, pero quedan casonas abandonadas viables de redensificar”, señala Pamela Gutiérrez Elizondo, analista de mercado de Softec.

Ideal para construir

En la Narvarte los desarrolladores pueden edificar hasta siete pisos en predios donde aún quedan casonas que datan de los cuarenta y cincuenta y que no son consideradas patrimonio nacional y hasta ocho pisos en vialidades principales. Aunado a lo anterior, su colindancia con la Del Valle y Nápoles mantiene alta su plusvalía.

“La tierra en la zona centro sur de la ciudad se está agotando, sin embargo, la demanda continúa en aumento y es por esto que los precios siguen subiendo”, dice Aragón de TINSA.

¿Qué puedes comprar en Narvarte?

A finales de los noventa comenzaron a proliferar comercios y servicios en la planta baja de las propiedades y, por ende, el precio por metro cuadrado se mantiene por encima de los $20,000 pesos desde hace dos años. En la actualidad está en casi $24,000 pesos.

“Esto ha provocado el aumento de oferta residencial y residencial plus y cada vez son menos los proyectos de vivienda nuevos que ofertan valores medios”, dice Pamela Gutiérrez Elizondo, analista de mercado de Softec. Se encuentran incluso, departamentos por encima de los 5,000,000 pesos.

Actualmente, la colonia presume edificios de usos mixtos luego del cambio de uso de suelo que trajo la proliferación de oficinas. Pese a su constante dinamismo, “esta colonia es un sitio realmente tranquilo para habitar”, afirma López Villeda.

Valores promedio

Hoy por hoy, en la colonia se registran 23 nuevos desarrollos, dominando los residenciales con superficies construidas entre 60 y 103 metros cuadrados.

Fuente: Softec, enero 2013.

 Multicolonia con arraigo

López Villeda detalla que la Narvarte es una zona conformada por las colonias Narvarte oriente, Narvarte poniente, Piedad Narvarte, Vértiz Narvarte y Unidad Habitacional La Esperanza pero para fines prácticos de referencia se le conoce como Narvarte.

Delimita al norte con Viaducto Miguel Alemán y Obrero Mundial, al oriente con el Eje Central Lázaro Cárdenas, la calle Monte Albán y la Avenida Dr. José María Vértiz, al sur, con la calle Matías Romero y, al poniente, con las calles Nicolás San Juan y División del Norte.

El fraccionamiento nació en 1929 tras la urbanización de los antiguos campos de la “Hacienda Narvarte” pero hasta los años cuarenta comenzó la venta de lotes para uso habitacional. En los ochentas se consolidó con la llegada de varios servicios y, después del Bando 2, cobró auge al facilitar edificaciones hasta 8 niveles.

Inmuebles emblemáticos

En los inmuebles de la Narvarte predominan dos corrientes arquitectónicas: el Neobarroco y el Funcionalista, estilos contradictorios entre sí.

“Esta contradicción, más allá de crear un espacio fuera de contexto…dota a las calles de un carácter escenográfico”, expone López Villeda, tras reconocer que aún se observan inmuebles que representan dignamente ambos estilos, en calles divididas por camellones con palmeras.

Algunos inmuebles de antaño aún vivos:

  • La Unidad Esperanza donde habitan en su mayoría inmigrantes españoles que venían huyendo de la Guerra Civil promovida por el gobierno franquista.
  • La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT). Sus muros presumen murales de gran tamaño, entre los que destacan los de Juan O’Gorman. Este proyecto, igual que el anterior, estuvo a cargo del arquitecto Carlos Lazo.
  • La iglesia De la Piedad. Destaca por sus vitrales de gran tamaño que revisten la fachada principal, colocados como fondo de una gran cruz que va de piso a techo. El campanario, con una altura mayor al templo, es un prisma al lado izquierdo del ábside.

Desafortunadamente, del casco de la antigua Hacienda Narvarte no queda vestigio, sin embargo, sabemos a través de testimonios orales que estuvo en la Glorieta donde confluyen las Avenidas Vértiz, Cumbres de Maltrata y Universidad.

Conoce la oferta de casas y departamentos en la Colonia Narvarte en venta y renta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *