Enfrenta a GDF e IP boom habitacional

mancera

Cd. de México (09 agosto 2014).- Después de un año sin inversión y sin construcción privada de vivienda de interés social, el Gobierno del DF y el sector inmobiliario están confrontados por la falta de normatividad en el sector.

Mientras las autoridades capitalinas acusan que los desarrolladores abusaron de las normas que regulan la edificación de vivienda popular, los empresarios advierten que sin reglas, las inversiones se van a otras entidades del País.


“Se vaticinó una inversión de 30 mil millones de pesos, pero se está yendo abajo, el capital no se queda estático, tiene que encontrar salidas y va a otras entidades, Querétaro, Puebla, Quintana Roo.

“En el DF esa inversión quedó en el aire, se dejaron de construir de 28 a 29 mil unidades”, expuso el vicepresidente de la Cámara Nacional de la Industria de Vivienda (Canadevi) Valle de México, Manuel García Maas.

El 19 de agosto de 2013, la Secretaría de Desarrollo Urbano (Seduvi) inhabilitó la norma de ordenación 26 y el 18 de julio pasado, el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, subrayó que los proyectos que la suplirían distan de ser aprobados.

“No habrá Norma 30 y 31 hasta que no esté perfectamente agotado el tema”, dijo Mancera.

La industria de la construcción cumple así un año sin normatividad y sin proyectos nuevos.

“La suspensión temporal de la norma 26 y la no habilitación de las 30 y 31 provoca que el inventario se reduzca y por condiciones del mercado, la vivienda media incrementó su precio.

“En un año subió un 12 por ciento en promedio, lejos de cualquier proyección macroeconómica”, apuntó García Maas.

En delegaciones como Azcapotzalco, Iztacalco y el oriente de Benito Juárez, señaló, es más sensible el incremento en los precios de las viviendas.

La suspensión de la normatividad fue ocasionada por desarrolladores que abusaron y se acogieron a los incentivos del interés social para, en realidad, comercializar vivienda de valor medio, acusó la Seduvi.

En el año previo a la suspensión de la norma, fueron registradas 17 mil 500 solicitudes para acogerse a los beneficios por realizar vivienda de interés social, dio a conocer el asesor del titular de la Seduvi, Rafael Valdivia.

Fueron registradas de 300 denuncias por desarrollos realizados fuera de los límites de la norma, de las cuales 17 concluyeron con juicios de lesividad para anular los certificados de uso de suelo liberados.

“Si no le entramos a la producción de las edificaciones de interés social, favorecemos el encarecimiento de la vivienda.

“Propiciamos la expulsión de la población que la requiere a la tercera o cuarta corona de la Zona Metropolitana, cuando son personas que trabajan en el DF”, advirtió el asesor de la Seduvi.

Fuente | Reforma

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *