Decora tu casa para venderla

decora_tu_casa_para_venderlaDecora tu casa para venderla, es un tema que pocos vendedores toman en cuenta cuando están en este proceso y la casa sigue habitada. Hacer algunas modificaciones a la decoración te servirá como una herramienta de ventas más.

Mientras que cada objeto que viste tu hogar fue seleccionado buscando confort, revestir cada espacio para venderlo tiene como objetivo exacerbar los elementos arquitectónicos de la residencia.

Sigue estos 8 consejos de los sencillos cambios que puedes efectuar:

  1. Retira los adornos como obras de arte, jarrones y referencias temáticas. Deja aquello que contribuya a resaltar el espacio, como plantas y espejos. Estos últimos son muy útiles para ampliar espacios, por eso es recomendable dejarlos en baños y medios baños, descansos de escaleras y recibidores.
  2. Usa objetos que sirvan para ejemplificar, como figuras dentro de los nichos o macetones en los rincones muertos.
  3. Presume las áreas de guardado, dejando algunos objetos demostrativos en ellas, como frascos dentro, un especiero oculto de cocina, corbatas en un corbatero extraíble del vestidor y cestos de ropa en el clóset de blancos. Pon atención en el acomodo y la presentación, no querrás hacinamiento ni cosas avejentadas.
  4. Mantén en buenas condiciones la jardinería, incluyendo fuentes, albercas y espejos de agua, pero libera el área de juegos infantiles, trampolines, mesas de jardín y carpas.
  5. Luce la iluminación interior, tanto natural como artificial. No querrás poner persianas o cortinas que impidan mostrar cuán luminosa es un área; eso sí, con cuidado de no degradar materiales sensibles a la radiación directa. Al recibir compradores potenciales, enciende la iluminación decorativa aunque sea de día, esto incluye bajo gabinetes y alacenas, escaleras, baño de luz en muros, senderos, dentro de armarios y demás arreglos especiales.
  6. Deja únicamente los muebles que sean indispensables, así el espacio se percibe más amplio y es más fácil que destaquen los materiales de pisos, cenefas, tapices, etcétera.
  7. Cuida el aroma. Puede sonar trillado, pero cognitivamente tiene peso en la toma de decisiones. Si la propiedad se percibe limpia y nueva, de inmediato se convierte en un objeto de deseo. Puedes agregar plantas aromáticas para fortalecer la intención, pero evita caer en aromatizantes artificiales que muchas veces son molestos y resultan contraproducentes.
  8. Se vale dejar las lámparas a pesar de que no estén ‘incluidas en el paquete’, pues visten el espacio. Los candelabros son muy recomendadas cuando se tienen techos altos o a doble altura. Las lámparas suspendidas sobre la barra de cocina le dan calidez, así como las dirigibles y las decorativas sobre muros. Si el lugar no cuenta con estos accesorios, pueden colocarse especialmente con esta intención.

Fuente: Metros Cúbicos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *