Crecen deudas de los hogares

Deudas

En los últimos 13 años, el dinero que las familias destinaron a intereses, comisiones y amortizaciones de sus créditos al consumo se cuadruplicó, según el informe Situación Banca de BBVA Bancomer.

La institución financiera realizó un cálculo sobre la proporción de los ingresos que los hogares destinan a sus deudas, la cual pasó de 8 por ciento en el año 2000 a 35 por ciento en 2013.

Desde 2000, este indicador denominado “carga financiera de las familias” ha aumentado, y destaca que en 2009 el 21 por ciento de los ingresos de los hogares se destinó al pago de deudas, mientras que en 2011 se elevó a 27 por ciento.

Las familias más endeudadas fueron las que se encuentran en el primer decil de ingreso, es decir, aquellas que ganan 3 mil 500 pesos al trimestre, ya que destinaron 67.1 por ciento al pago de créditos.

Los hogares que en conjunto ganan 18 mil 800 pesos al trimestre y que se encuentran en el decil 5 destinaron 12.1 por ciento de su ingresos al pago de deudas.

Asimismo, el nivel fue de 12.3 por ciento en las familias que cada tres meses ganan en conjunto 120 mil pesos, es decir, aquellos que pertenecen al decil 10.

Según el estudio, en 2013 las amortizaciones de créditos al consumo pagadas por las familias sumaron 215 mil millones de pesos. 26 por ciento se dirigió a créditos bancarios personales y 23 por ciento a créditos no bancarios.

Asimismo, las amortizaciones hipotecarias sumaron 107 mil millones de pesos. 58 por ciento se destinó al pago de créditos otorgados por Infonavit y 27 por ciento a créditos otorgados por la banca.

Sobre el grado de endeudamiento que presentan las familias mexicanas más pobres, Carlos Serrano, economista en jefe de BBVA Bancomer, señaló que el sector financiero tiene que ser cuidadoso en sus políticas para ampliar la penetración del crédito.

“Hay que ser cuidadosos de no llegar a una situación de sobreendeudamiento, principalmente de crédito al consumo”, comentó.

Agregó que el reto fundamental es sacar de los bajos niveles de pobreza a las personas que conforman la economía informal y el primer decil de ingresos.

A la vez, dar productos de crédito formales que sean menos costos que los informales de casas de empeño y agiotistas.

Cabe mencionar que los cálculos de Bancomer consideran deudas bancarias, de intermediarios especializados e incluso de casas de empeño y agiotistas, ya que utiliza datos de la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera del Inegi más reciente.

Fuente | reforma.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *