Acumulan inventario de vivienda nueva

La disminución en la venta de vivienda nueva ha provocado que se acumule el inventario de casas por estrenar.

Siete estados del País tienen un alto número de viviendas nuevas desocupadas, especialmente Jalisco y Nuevo León, entidades donde hay alrededor de 4 mil 500 casas disponibles, según un reporte de BBVA Bancomer, y datos de Registro Único de Vivienda, al tercer trimestre de 2013.

Las otras entidades son Estado de México, Quintana Roo, Hidalgo, Guanajuato y Veracruz. Raúl Treviño, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de Vivienda en Nuevo León, reconoció que la venta o demanda de casas nuevas en la entidad cayó en 2013 porque disminuyó la compra con créditos del Infonavit, pero también se redujo la construcción u oferta.

BBVA Bancomer identifica diversos factores que han influido para que el inventario de vivienda nueva vaya al alza.

Entre algunas de las razones destacan, la caída de 14.4 por ciento en los créditos de los institutos públicos de vivienda como el Infonavit y Fovissste y que los compradores están buscando otras opciones como vivienda usada, en renta o la remodelación de sus casas.

El año pasado, gran parte de los proyectos de los desarrolladores estuvieron destinados a entidades con grandes zonas metropolitanas como Ciudad de México, Guadalajara y Monterrey, además de la región del Bajío, por tener una amplia actividad económica y movilidad laboral.

Sin embargo, el excedente de viviendas terminadas no se pudo absorber en estas dos últimas entidades, a diferencia de otras zonas metropolitanas.

“Mientras que en Jalisco y Nuevo León no pueden absorber demanda relevante de algún estado contiguo, en el Estado de México una parte importante de su demanda, se debe a la actividad económica del Distrito Federal”, destaca BBVA Bancomer.

En Jalisco y Nuevo León, el costo de las viviendas se incrementó 3.1 y 3.6 por ciento anual, en tanto que el número de nuevos proyectos para construcción de vivienda se redujo en 8 y 7 mil viviendas, respectivamente entre 2012 y 2013, señala el estudio.

Pero en el Estado de México el incremento en el costo de la vivienda fue de 4.6 por ciento y en entidades como Puebla y Morelos, la apreciación fue de 5.7 y 5.1, respectivamente, debido a que la disminución del inventario fue mayor.

“Hay muchos proyectos que tienen inventarios de hace mucho tiempo. Hay desarrolladores que diseñan para un cliente tipo, pero no les resultó el proyecto y es un riesgo empresarial. También hay que tomar en cuenta que los gustos y preferencias del consumidor mexicano están cambiando”, señaló Eugene Towle, director de la consultora Softec.

Añadió que debido a que aun hay vivienda en oferta, el número de proyectos que están arrancando por trimestre, viene a la baja.

Fuente | reforma.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *