La expectativa de crecimiento global pasa del optimismo a la angustia

Una serie de acontecimientos repentinos y adversos cambiaron en cuestión de semanas el ánimo de los inversionistas sobre las perspectivas de la economía global del optimismo a la duda.

Las señales de advertencia abundan: la caída de las bolsas en todo el mundo, los decepcionantes datos económicos de China y Estados Unidos, la brusca alza de las tasas de interés en algunas de las principales economías emergentes, como Turquía, India y Sudáfrica, además de resultados de empresas que han estado por debajo de las previsiones.

Tales cifras se están combinando para enviar el mensaje de que la economía global pisa un terreno menos firme de lo que se pensaba a comienzos del año.

Sigue leyendo