Tardarán en llegar efectos de reformas

Johan-Aurik

A diferencia de la mayoría de sus colegas que ostentan grados académicos en ingeniería o negocios, Johan Aurik, actual director global de A.T. Kearney, cuenta además con una maestría en historia, por lo que resulta un ejecutivo atípico en el mundo de la consultoría.

Tal vez por eso, en entrevista exclusiva, dudó un poco antes de responder a la pregunta sobre la dimensión de las reformas estructurales que se han publicitado en México como históricas.

“Histórico es una palabra grande”, dijo.

Pero al final asintió con la cabeza y afirmó que el adjetivo describe de manera correcta los cambios que están sucediendo en el país.

“Es histórico en el sentido de que por primera vez en mucho tiempo está pasando algo”, añadió.

Acto seguido mostró una copia del último estudio sobre perspectivas económicas globales realizado por la compañía, donde México aparece por primera vez en la parte baja del grupo de las siete economías emergentes con mayor potencial de crecimiento y atracción de inversión privada, con horizonte en 2020.

Justo una posición adelante aparece Filipinas, antecedida por Polonia, Perú, Malasia, Chile y China.

“El impacto real de las reformas se verá hasta dentro de varios de años, ese es el truco, necesitas sufrir por un tiempo, o al menos tener incertidumbre por cierto número de años y el beneficio se verá hasta después. Esa es la parte horrible de esto”, afirmó el ejecutivo.

Cuestionado en su oficina de la Ciudad de México sobre las diferencias entre el actual proceso de reformas y el que vivió el país durante el Gobierno de Carlos Salinas, Ricardo Haneine, socio director de A.T. Kearney, mencionó la imposibilidad política que se tuvo entonces para incluir al sector petrolero en las negociaciones del Tratado de Libre Comercio con EU.

“A partir de eso, tomó los 12 años del PAN y los 5 años que van de 1995 al año 2000, para acabar con el problema de parálisis en el Gobierno que impedía una segunda generación de reformas necesarias para impulsar la economía”, aseguró.

“México perdió 10 o 20 años en términos de oportunidad, en términos de sacar a la gente de la pobreza, ¿cuántas personas viven por debajo de la línea de pobreza en México al día de hoy? Realmente no cambió”, añadió Aurik.

Se le preguntó qué tanto riesgo implica para el éxito de las reformas la corrupción y dijo que niveles altos llevan a tener menos inversión.

Fuente | reforma.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *