Regresa la desarrolladora Sare

sare

Tras 2 años de una difícil situación financiera, la desarrolladora Sare está lista para iniciar la construcción de 9 mil 400 viviendas.

El reinicio de actividades podrá ser una realidad debido a que la empresa alista una capitalización por hasta mil 500 millones de pesos, monto final que se conocerá el 17 de este mes.

“Sujeto a que no pase nada más que los tiempos y las horas, el 18 de septiembre la compañía debe estar capitalizada, con un balance fortalecido y lista para ser una nueva empresa, una nueva historia”, expresó Arturo Sánchez Carbajal, presidente de la desarrolladora.

De los recursos totales de su capitalización, 270 millones de pesos servirán para reactivar 13 proyectos estratégicos existentes y uno nuevo, que suman las 9 mil 400 viviendas, dijo en entrevista.

Estos proyectos están en el Distrito Federal, Estado de México, Quintana Roo, Guanajuato, Puebla y Querétaro.

En esta última entidad se construirá un desarrollo de 2 mil 400 viviendas de interés social, proyecto que estará cercano al parque industrial Querétaro.

Las viviendas de los otros proyectos, para los cuales ya hay créditos puente financiados por HSBC y Banamex, están en una segunda y tercera etapa de construcción. Precisó que 85 por ciento será de tipo horizontal y tendrán un valor de entre 300 y 750 mil pesos. Algunas de las casas estarán listas para el siguiente año.

Sánchez destacó que para esta capitalización los accionistas actuales serán los primeros considerados.

Sin embargo, si ellos no invierten ya hay cuatro grupos interesados y aprobados: Fondo Luxemburgo, que actualmente es dueño de la deuda de Sare; la familia Sánchez, fundadora de la desarrolladora, y dos fideicomisos de Actinver.

Estos cuatro aportarían mil millones de pesos en conjunto.

Sánchez expresó que esperan captar entre mil 300 millones y mil 400 millones de pesos en efectivo, 50 por ciento de los cuales se usarán para pagar deuda.

Dijo que lo primordial es reactivar sus 13 proyectos y hacer uno nuevo con ese capital, pero en el largo plazo si tienen más recursos los destinarán a vivienda vertical, como lo establece la nueva política, o a recuperar los proyectos que se quedaron los bancos.

En 2011 Sare registró una deuda de aproximadamente 2 mil 800 millones de pesos y mediante una reestructura la redujo 52 por ciento, para colocarla en diciembre de 2013 en mil 350 millones de pesos.

Fuente | reforma.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *