Reforma fiscal y la vivienda en México

La propuesta de reforma hacendaria del gobierno federal, como hemos ya hablado en este espacio, representa un golpe muy fuerte a la clase media del país. Pero quizá el más fuerte, que afecta también a las clases populares, se da en materia de vivienda.

¿Por qué? Simplemente porque puede representar un incremento inmediato de entre 16 y 32% en el costo de vivienda, en todos los sectores sociales.

La propuesta del gobierno considera lo siguiente:

1. Ahora las casas pagarán Impuesto al Valor Agregado (IVA), esto significa que, de la noche a la mañana, una casa o un departamento costará 16% más que antes, de aprobarse los cambios hacendarios tal y como están propuestos.

2. Los intereses de los créditos hipotecarios también pagarán IVA. Para la gente que acaba de comprar una vivienda o se encuentra en los primeros años de su crédito hipotecario, esto se traduce en un incremento inmediato en su mensualidad de 16%, que mucha gente no podrá soportar.

Estos dos puntos significan que si una persona está por comprar una casa o departamento y requiere hacerlo con un crédito hipotecario, le va a costar por lo menos 30% más. Lo cual implica que no va a poder comprarla: así de sencillo. Tendrá que conformarse con una vivienda menor, porque de otra manera no le va a alcanzar. Pero esto no es todo.

3. Se limita la deducibilidad de intereses reales de créditos hipotecarios. El monto máximo del crédito que puede hacerse deducible se reduce a 250,000 Udis, es decir, poco más de 1,200 000 pesos. Lo cual significa que los créditos hipotecarios para vivienda media y residencial dejarán de ser deducibles.

Esto aplica aún para las personas que ya cuentan con una hipoteca y que introdujeron el beneficio fiscal de deducibilidad como parte de su presupuesto. Yo lo hice: en mi presupuesto utilizaba mi saldo a favor para incrementar mi ahorro para el retiro. De aprobarse esta iniciativa, ya no podré seguirlo haciendo.

Adicionalmente, hay un monto máximo para todas las deducciones personales de tan sólo 47,000 pesos, aproximadamente. Por lo cual, aún si la gente pudiera seguir deduciendo los intereses reales de su crédito para vivienda, el total de las deducciones, incluyendo también otros rubros, como ahorro para el retiro, estaría sujeto a este tope.

4. Las rentas de bienes inmuebles (casas y departamentos destinados a vivienda) también pagarán IVA. Otro aumento inmediato de 16% que pega principalmente a la gente que renta porque no ha podido comprar casa propia.

5. Si uno vende su vivienda y ésta vale más de 1.2 millones de pesos, tiene que pagar Impuesto Sobre la Renta (ISR) por la ganancia o utilidad. Para determinar la utilidad, se considera el valor de adquisición actualizado, así como otros gastos. Pero no se consideran los intereses pagados en caso de que la propiedad haya sido adquirida mediante un crédito, lo cual es incongruente.

Hasta la fecha, estas operaciones están exentas para casas que no valgan más de 7 millones de pesos.

Nuevamente hablaré del caso de Estados Unidos, ya que al ser nuestro país vecino tengo bastante buen conocimiento de su sistema impositivo. En cuestión de vivienda, los intereses totales de los créditos hipotecarios son deducibles. No los intereses reales como en México, sino la totalidad de lo que uno paga por ese concepto. Hay algunas limitaciones, pero son muy amplias, por lo cual el crédito a la vivienda es deducible para la gran mayoría de la población.

Por otro lado, si uno compra casas para poder rentarlas, la hipoteca se considera un gasto deducible. Esto estimula la inversión en bienes raíces y también la formalidad: a la gente le conviene declarar sus ingresos por arrendamiento.

En México esto no es así, por el contrario, si uno quiere rentar una vivienda hipotecada, paga impuestos sobre la renta que recibe, pero no puede deducir el gasto, lo cual genera una pérdida al individuo.

Éstas son las incongruencias de nuestro sistema impositivo y por eso la gente que recibe ingresos por arrendamiento no los declara. Nuestro sistema entonces fomenta la informalidad.

Fuente | Softec

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *