Iría Slim por control de Telekom Austria

El magnate mexicano Carlos Slim, dueño de América Móvil, continuaría este año su avance sobre empresas telefónicas europeas con un intento por obtener el control mayoritario de Telekom Austria , dijeron fuentes de bancos y de la industria.

Las esperanzas de una mayor consolidación, y con ello una mejora en los márgenes en los mercados de la telefonía europea, ya alentaron los precios de las acciones del sector durante el año pasado.

Aunque AT&T acaba de descartar una puja por Vodafone , en los próximos seis meses analistas creen que el grupo estadounidense aún verá potencial en la creciente demanda en Europa para servicios móviles de banda ancha.

Pero fue Slim quien divisó Europa primero, haciendo su aterrizaje con la adquisición de participaciones en el grupo holandés KPN y Telekom Austria en 2012 con una inversión de 5 mil 500 millones de dólares en el proceso.

Slim vio posteriormente una caída en el valor de sus participaciones y un intento por adquirir KPN rechazado.

La evolución de esos negocios deja ahora su mirada puesta en Telekom Austria y la formación de un nuevo gobierno el mes pasado podría abrir el camino para que Slim comience a negociar un aumento en su participación desde el actual 27 por ciento, dijeron banqueros y fuentes de la industria.

El Gobierno de Austria posee el 28 por ciento de Telekom Austria a través de la empresa controladora estatal OIAG.

“Espero que Slim haga una oferta por la mayoría de la empresa tarde o temprano”, dijo una fuente familiarizada con el tema. “Podría ser en dos semanas o en seis meses”, agregó.

Slim, quien buscará evitar otro rechazo en Europa, quiere alcanzar primero un acuerdo con el Gobierno austriaco para asegurarse la propiedad mayoritaria.

Ambas partes han tenido contacto, pero las negociaciones sobre un acuerdo específico se vieron obstaculizadas por las elecciones austriacas en septiembre del año pasado y el posterior proceso de establecer un nuevo Gobierno de coalición.

América Móvil declinó hacer declaraciones.

Fuente | La Razón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *