El sector vivienda es sólido y diverso: Sedatu

Durante este sexenio el financiamiento para la construcción de nuevas viviendas no se detendrá, sino aumentará y además dirigirá el rumbo del desarrollo urbano, garantizó el secretario de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), Jorge Carlos Ramírez Marín.

“En este sexenio el porcentaje (de financiamiento) a la vivienda se va a incrementar, pero va a direccionarse en función de un objetivo de desarrollo urbano”, recalcó el titular de la Sedatu.

Tras destacar que no se puede detener la industria de la construcción y menos el sector vivienda, recordó que el “Programa de Garantía de la Sociedad Hipotecaria Federal (SHF) a la Construcción de Vivienda” abrió un crédito por 15 mil millones de pesos que estará disponible para todos los desarrolladores.

Sin aportar más en detalles, mencionó que a la fecha hay aproximadamente diez bancos, entre ellos los más grandes de México, que han mostrado interés para integrarse a este Programa de Garantías.

Aunque recalcó que no habrá un plan de rescate para las desarrolladoras de vivienda, pues es una industria sólida y diversificada, mencionó que el interés del gobierno radica en atender a todas y particularmente la situación de las más grandes y de aquellas que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores.

“Creo que los esfuerzos que estamos tomando también les benefician a ellos (…) por eso cuando nosotros pensamos en que hay que entrar a ayudar a la industria, borramos de la mente nombres y tamaños. Todas las medidas que adopte el Gobierno Federal son de carácter general, a disposición de todos los constructores”, afirmó el secretario.

Actualmente, las empresas que construyen más de mil casas se redujeron de tal manera que representó 17 por ciento del consumo total de los créditos del Infonavit. En contraposición, las que edifican entre cien y 300 casas aumentaron significativamente y representan el gran peso de la industria.

Para el titular de la Sedatu, las políticas en materia de vivienda no sólo buscan alinear a la industria bajo una sola coordinación, sino atender el problema de la tierra y propiciar la regularización de predios.

“La tierra barata comenzó a determinar el rumbo del desarrollo urbano. Se creció hacia donde es más barato comprar tierra; se construyó más vivienda en donde es más barato comprar tierra y se hizo la vivienda más barata para alcanzar los subsidios y créditos que otorgaba el gobierno”, consideró Ramírez Marín.

Ante la incertidumbre que manifestaron los desarrolladores de vivienda acerca del tema de las reservas de tierra, el titular de la Sedatu dijo que de acuerdo con lo que estudiaron éstas pueden ser utilizadas en esquemas de desarrollo urbano.

“Una y otra vez la industria nos pidió certeza y definiciones y el Presidente otorgo estas certezas. Sí vamos a cambiar el modelo, vamos a la verticalidad, vamos a la redensificación, vamos a la sustentabilidad, vamos a la vivienda intraurbana. Ustedes y nosotros tendremos que adaptarnos”, concluyó el secretario, quien en varias ocasiones ha enfatizado la importancia del Plan Nacional de Vivienda.

 

Fuente | Capital de México

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *