Dan certeza a inversionistas

México se distinguía por ser un país que tiene finanzas públicas santas, pero no por hacer reformas, por eso se eleva la calificación, expuso Mauro Leos, analista principal de calificación de Moody’s.

Ayer la firma aumentó la calificación a los bonos soberanos del gobierno de México de Baa1 a A3, con lo que se une a los otros emergentes que ya alcanzaron este nivel, como Polonia y Malasia.

Al dejar el grupo B y ascender al A, la deuda que emite el gobierno mexicano deja de tener cualquier tipo de peligro de especulación por problemas de pago y se convierte en un instrumento más seguro para los inversionistas internacionales, según la clasificación de la firma.

Esto llevará a una reducción en el costo del crédito para las familias mexicana, aseguró la Secretaría de Hacienda y Crédito Público en un comunicado.

Con esto, Moody’s se une a Standard and Poor´s, que también en diciembre pasado mejoró la calificación del Pais de BBB a BBB+.

El cambio en la calificación significa que México tendrá que fortalecer aún más sus instituciones, la transparencia y erradicar la corrupción, pues es un área en la que está rezagado respecto de otros países con calificación similar, subrayó Leos.

“No vemos cambios en la calificación en los próximos 2 o 3 años, lo tenemos estable.

“Los retos cambian ahora para el País, debe haber un manejo de expectativas y aspiraciones de la población, que conforme avancen las reformas exigirán más del gobierno”, enfatizó el analista.

No obstante, la firma reconoce que los efectos de las reformas estructurales no serán inmediatos en el crecimiento económico.

La tasa de crecimiento se elevará gradualmente hasta ubicarse entre 3 y 4 por ciento, lo cual se compara favorablemente con un rango de entre 2 y 3 por ciento que se estimaba antes de las reformas.

El efecto positivo de las reformas, podría verse hasta la segunda parte del sexenio.

Además, enfatizó que esto aumenta el atractivo del País como un destino de inversión y fortalece la percepción favorable de México en los mercados financieros internacionales.

Fuente | reforma.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *