Castiga reforma al empleo formal

Contrario a lo que se ha mencionado, la reforma hacendaria no golpea a toda la clase media, sino únicamente a los trabajadores asalariados, formales y cautivos de la economía.

De acuerdo con el Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), esto es lo más sencillo para la recaudación.

En conferencia de prensa, Fausto Hernández, investigador del CIDE, explicó que los cambios fiscales tienen una incidencia fuerte, principalmente en los trabajadores bajo el régimen de salarios, pues la evasión en las personas físicas no asalariadas es de 77 por ciento.

“Sorprende que al informal se le dan más incentivos para permanecer ahí, y al formal, si bien se le quitan algunos privilegios, también se le están imponiendo costos que van a impactar su productividad.

“Desafortunadamente nos estamos yendo por lo fácil: el cautivo, hay gente que ha dicho que la reforma está en contra de las clases medias, mi respuesta es sí y no, porque está en contra de las clases medias asalariadas formales, es decir, en contra del cautivo”, afirmó.

Hernández comentó que el Gobierno tuvo la oportunidad de generar una reforma hacendaria más efectiva, pero al final se inclinó por recargarse en los cautivos, que representan un porcentaje muy bajo de la población.

Mencionó que se dejó fuera de la reforma hacendaria a varios sectores que podrían ser catalogados como informales y que hoy generan ingresos con sus actividades.

“Hay mucha gente que está por honorarios en grandes empresas, a esos también los catalogaríamos como informales”, dijo.

Se ha dicho, añadió, que existen dos Méxicos, uno desarrollado, pujante y formal, y el otro poco productivo e informal.

Es precisamente contra los primeros que la reforma hacendaria está enfocada, pues para los segundos aumentan los privilegios con seguridad social y otros beneficios sin el pago de impuestos, señaló.

El académico agregó que las políticas públicas del Gobierno no promueven ni la productividad ni la inversión, de ahí que era necesaria una buena reforma fiscal para poder impulsar la economía.

Asimismo, resaltó que la política fiscal que se pretende adoptar con la reforma va en contra de la tendencia global, en donde ha habido una reducción de los impuestos a los ingresos de las personas y han compensado a través del consumo con impuestos, como el IVA.

A manera de ejemplo, indicó que una persona que gana alrededor de 50 mil pesos al mes paga 51 por ciento de sus ingresos en impuestos, seguridad, educación y salud, y ahora, con la reforma, ese porcentaje será de alrededor de 57 por ciento.

En contraste, una persona con ingreso y gasto similar en Alemania pagaría únicamente 48.3 por ciento.

Hernández afirmó que los impuestos dirigidos al consumo, como el IVA, son los más efectivos para gravar a toda la población y ampliar la base recaudatoria, aunque el momento político y social limitó esa propuesta.

Contra asalariados

Según el CIDE, la reforma hacendaria va principalmente contra los asalariados, que constituyen la mayoría en el padrón del SAT.

PADRÓN DE CONTRIBUYENTES ACTIVOS
(Miles de contribuyentes)

2009 2013*
Personas morales 1,212 1,556
Personas físicas 10,582 12,759
Asalariados 16,510 25,163

*Cifra hasta junio / Fuente: SAT

Búsqueda de ingresos

Con la reforma hacendaria, el Gobierno busca ingresar el próximo año al menos 240 mil millones de pesos.

(Efectos recaudatorios de la reforma hacendaria. Miles de millones de pesos) Fuente: SHCP

ISR empresarial 16.5
ISR personal 58.6
IVA 54.0
IEPS no petrolero 33.8
IEPS gasolinas 61.7
Derechos 15.1
TOTAL 239.7

Fuente | reforma.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *