Avala Moody’s rescate de Pemex y CFE

moodys_2255677b

El Gobierno federal podría asumir los pasivos laborales de Pemex y la Comisión Federal de Electricidad (CFE), sin que ello represente una baja en su calificación o un daño en sus finanzas públicas, afirmó Moody’s.

Dada la situación de relativa fortaleza en las finanzas del Gobierno, existe la capacidad para que los pasivos de las paraestatales puedan ser asumidos sin elevar considerablemente la razón de deuda-Producto Interno Bruto (PIB) del País, señaló Mauro Leos, analista de calificaciones soberanas en México de Moody’s.

“No sabemos exactamente cuál vaya a ser la propuesta para el tema de los pasivos, lo que sí tenemos es que México, en lo fiscal, tiene aún espacio.

“Se me hace difícil que por ese factor (la adquisición de los pasivos laborales de Pemex y CFE) tuviéramos que hacer un reajuste a la calificación”, dijo.

Actualmente, apuntó, el tamaño de la deuda del Gobierno federal es de alrededor de 30 por ciento del PIB, mientras que en otros países de calificación crediticia similar llega incluso por arriba del 40 por ciento.

De ahí que sólo el hecho de tomar los pasivos laborales no es razón suficiente para considerar que la calificación soberana de México o su solidez financiera pudiera sufrir algún efecto adverso o perder flexibilidad fiscal para afrontar periodos económicos negativos.

Leos comentó que independiente de la propuesta final en el tema de los pasivos, sería muy complicado que la deuda del Gobierno federal pudiera elevarse más allá de 40 por ciento.

“Que aumente la deuda por puro desorden es muy malo, como sea que lo vean, pero cuando se trata de una decisión en base a una estrategia adquiere otro matiz”, comentó.

Por otro lado, el analista mencionó que esperan un repunte de la economía en la segunda mitad del año, así como un crecimiento más cercano al 3 por ciento.

Con las reformas, reiteró, el rango de crecimiento de México podría pasar en el mediano plazo a uno entre 3 y 4 por ciento, aunque esto se daría hacia finales del sexenio.

Fuente | reforma.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *