Ahorca a México tributación local

La recaudación estatal y local en México apenas es 3.6 por ciento del total, uno de los niveles más bajos en América Latina según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

De este porcentaje, el 2.5 por ciento del total viene de la recaudación estatal y 1.1 por ciento de municipios y localidades, detalla el documento “Estadísticas Tributarias en América Latina 1990-2012”.

De los países de la región, Argentina y Brasil tienen capacidades de recaudación a nivel subnacional.

Sin embargo, las otras experiencias son más exitosas, ya que Argentina recauda en 14.5 por ciento y Brasil 29 por ciento.

“Tener una mayor recaudación a nivel subnacional hace que uno esté más cerca del contribuyente y por lo tanto que el Estado responda de manera más ágil a las demandas locales y tenga los medios para hacerlo”, explicó Christian Daude, jefe de la oficina de las Américas para la OCDE.

Por ejemplo, Nuevo León tuvo en 2012 (último año completo disponible) ingresos por 79 mil 374 millones 525 mil pesos, de los cuales 4 mil 830 millones 583 mil, 6.1 por ciento del total, correspondieron a impuestos locales, de acuerdo con los informes financieros de la entidad.

En tanto, Texas reportó para el año pasado ingresos totales por alrededor de 99 mil 43.2 millones de dólares, de los cuales un 48.2 por ciento fueron por recaudación impositiva propia.

Cuando en un país existe la prerrogativa de tributar a nivel local con impuestos propios, dijo el experto de la OCDE, mejora la capacidad de coordinación y respuesta para necesidades que de otra manera tardan más en ser atendidas.

Pero, para que la recaudación local sea efectiva, tiene que existir por fuerza la capacidad administrativa para hacerlo.

Esto es, que a pesar de las ventajas que puedan aparecer de tener ingresos propios, las localidades tienen que tener las capacidades para cobrar, administrar y distribuir esos tributos, ya que de otra manera sería infructuoso.

La experiencia muestra que permitir la recaudación a nivel local no necesariamente es la mejor práctica puesto que la falta de coordinación puede resultar contraproducente.

Fuente | reforma.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *