Advierte UBS por mayor déficit

La propuesta de reforma hacendaria puede alimentar la discrecionalidad en las finanzas públicas, ya que el propio Gobierno hará los pronósticos de crecimiento cada año, los cuales determinarán si se permite un déficit fiscal o no, expuso un documento de la firma UBS.

El análisis recuerda que la iniciativa de reforma hacendaria introduce nuevas reglas de balance estructural, que permiten un déficit fiscal cuando el crecimiento estimado se ubique por debajo de la tendencia de largo plazo.

De la misma forma, la iniciativa propone que cuando el crecimiento se ubique por arriba de la tendencia o la brecha del producto sea positiva, las autoridades considerarán reducir el gasto corriente.

La ley actual ya permite al Gobierno incurrir en déficit cuando hay bajo crecimiento, como sucederá este año cuando el déficit podrá alcanzar 0.4 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), sin embargo, no se especifica nada sobre el ahorro.

El problema, señala UBS, es que serán las propias autoridades las que estimarán la tendencia de crecimiento de largo plazo, la cual será la guía para definir si en un año se ahorro o no.

“Nuestra principal preocupación por la propuesta es que deja la puerta abierta a un exceso de discrecionalidad política.

“El riesgo aquí es que el Gobierno va a tener un incentivo para sobreestimar el crecimiento tendencial con el fin de tener déficits fiscales más grandes o, dicho de otra manera, que va a tener un incentivo para aumentar permanentemente el gasto”, señala el documento.

Agrega que si el Legislativo logra aprobar una regla estructural que aumente la credibilidad de México sobre la política fiscal, eso podría convertirse en la ganancia más importante de la reforma, ya que de otra manera tendrá un beneficio limitado.

La firma señala que el paquete fiscal propuesto por el Gobierno mexicano se quedó corto respecto a lo que el mercado esperaba, pues es una iniciativa modesta que está siendo objeto de ataques políticos por todos lados.

En ese sentido, la administración de Enrique Peña Nieto quizás tenga que conformarse con un incremento débil en los impuestos, manteniendo un gasto público limitado.

Urge certeza

A mediano plazo, las crecientes necesidades del País podrían hacer al Gobierno incurrir en más gasto.

Gasto Público

(% del PIB) Fuente: SHCP

06 21.8%
09 26.0%
12 25.3%

Fuente | reforma.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *