Prevén mejore calificación de banca

La calificación del sistema bancario mexicano podría elevarse este año por las prácticas que se realizan para sanear la cartera de crédito, la cual muestra niveles de morosidad altos y similares a los registrados en el 2009, proyectó la calificadora Fitch Ratings.

Según el documento “Perspectiva 2014 de bancos Latinoamericanos: Caminos divergentes”, realizado por la firma, la nota de la banca en México podría modificarse de estable a positiva durante 2014, en función de la recuperación y crecimiento de la cartera y del mejoramiento en la calidad de los financiamientos colocados.

El mayor deterioro de la cartera bancaria al consumo se muestra en el segmento de créditos personales, ya que hay 1.4 millones de personas que tienen problemas para pagarlos, informó la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

Sólo al primer semestre del 2013, un millón 405 mil créditos entraron en cartera vencida, lo que significa tres veces más de lo que se tenía registrado en el mismo periodo del 2012.

En audiconferencia para presentar el análisis de Fitch, Alejandro García, director de instituciones financieras de la firma, señaló que la mejora de calificación reflejaría la resistencia de la banca de mantener sus fundamentos estables en un año complejo en el que cayeron las expectativas del crecimiento económico.

“Hubo algunos problemas coyunturales como (la falta de pago) de las vivienderas que impactaron la cartera comercial. Sin embargo, ante una mejor expectativa se espera una mejora sustancial en algunos indicadores”, destacó Alejandro García.

“Al seguir siendo los bancos mexicanos uno de los sistemas con fundamentos más sólidos abre la puerta a abordar los retos de crecimiento y mejorar la estructura de fondeo, lo que genera un menor riesgo desde la perspectiva de la calificadora”.

Sólo con crecimiento

Pese a que la Asociación de Bancos de México (ABM) ha manifestado que la penetración del crédito bancario como proporción del PIB puede ampliarse de 23 por ciento -su nivel actual- a 40 por ciento en ocho años, debido a la implementación de la reforma financiera, Fitch dijo que este reto depende del crecimiento sostenido.

“La reforma no necesariamente se traduce en aumento del crédito (…) Para que esto ocurra debe de haber una crecimiento económico significativo y sostenido, donde las clase menos favorecidas transiten a la clase media”, dijo René Medrano, analista de la firma.

Señaló que 2014 será un año de transición y es difícil esperar que la reforma financiera tenga un impacto inmediato.

Por otra parte, los especialistas comentaron que en los bancos de América Latina, el incremento de los costos fue moderado y que el mayor reto es la diversificación de ingresos.

Fuente | reforma.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *