Tips para reestructurar tu hipoteca

Si por mala fortuna perdiste el empleo, tus ingresos han disminuido o pasas por algún imprevisto que afecta tu presupuesto mensual y por consecuencia el pago de tu hipoteca, es momento de encender los focos rojos y evaluar las alternativas que existen para poder regularizar la situación.

Qué puedes hacer

Si estás en cualquiera de las situaciones anteriores, sin duda, hablando del pago de tu hipoteca, es tiempo de negociar. Como primer paso revisa qué tipo de seguro por desempleo tiene tu hipoteca y de inmediato hazlo efectivo. Consulta a tu banco o Sofol para conocer el procedimiento.

Generalmente, la institución financiera te pedirá que lo acredites mediante documentación: el comprobante de liquidación suele ser requerido.

Si la situación económica por la que atraviesas durará más tiempo de lo que tu seguro por desempleo cubre, lo que conviene es plantear un periodo de suspensión de pagos a la institución financiera, es decir reestructurar tu deuda.

Dependiendo de la institución, es probable que te reduzcan la cantidad que aportas mensualmente y seguramente te ampliarán el plazo de la deuda (es el formato más socorrido) o quizá hagan variaciones en tu tasa de interés.

Lo importante es iniciar la plática, considera que las financieras no desean quedarse con lotes enteros de casas desocupadas porque sus dueños no pudieron pagarles. Ellas quieren recuperar su dinero, por lo que están dispuestas a negociar.

Disminución de ingresos

Si sientes el agua en el cuello porque debes cubrir otros gastos o  has tenido poca organización de tus finanzas personales la estrategia es… apretarse el cinturón.

Considera que cualquier institución crediticia encontrará que tu crédito se considera sano, pues al otorgarte el financiamiento evaluaron tu capacidad de pago, por lo que difícilmente negociarán contigo.

En este tiempo resultará prioritario cubrir tus compromisos como la hipoteca, así como otras deudas, por ejemplo, las tarjetas de crédito. Para lograrlo, además de cortar gastos superfluos y generar ahorro de recursos. Puedes buscar alternativas que irán desde generar más ingresos, vender algún bien para cubrir tus deudas e incluso tomar de tus inversiones para deshacerte de esos pasivos —créenos, la tasa de interés por tus ahorros difícilmente se equiparará a la de tus tarjetas de crédito—.

En este nivel, el buen desempeño de tu equilibrio económico sólo dependerá de las acciones que emprendas para ahorrar en todo tipo de recursos, generar más ingresos y bajar, a como dé lugar, tus deudas.

Tips para una negociación efectiva

  • Plantea en papel tu actual situación económica. Preséntales tus cuentas en números, respáldalos con documentos que lo avalen (tus comprobantes de ingresos, tu declaración de impuestos, etc.)
  • Redacta una carta en la que expones tus motivos al solicitar una reestructura y preséntala en el área adecuada de la institución que te financió.
  • Margen de regateo. Está bien, ellos quieren que conserves tu bien inmueble, pero también quieren resguardar su negocio. Es posible que las negociaciones lleven tiempo. Al principio te ofrecerán bajar un porcentaje determinado tus cuotas y prorrogar el tiempo de tu crédito. Trata de establecer los aspectos más cercanos a tu petición.
  • No te desanimes ni te amedrentes. Es muy probable que debas afrontar varias negativas a tus propuestas. Prepárate para manejar el rechazo y sé insistente en tu negociación.
  • Dedícale tiempo. Ahora una de tus ocupaciones será lograr mejores condiciones crediticias. Ábrele un espacio en tu agenda y dedícate con esmero a conseguir tu objetivo, sin prisas.
  • Lleva una bitácora. Anota nombres y cargos de las personas que te han atendido, registra las citas de las reuniones y escribe los acuerdos y pendientes. Archiva el papeleo. Todo esto te ayudará a dar un seguimiento puntual a tu asunto.
  • Asesórate. Recurre a abogados, ex empleados bancarios de larga experiencia, contadores o financieros que puedan orientarte antes de plantear la reestructura y durante la misma. Si es posible, que te acompañen a las reuniones. Esto te dará otro punto de vista y también te hará sentir apoyado.

Si te hiciste de una vivienda a través de un crédito debes cuidarla a capa y espada.

Fuente | metros cúbcos

Un pensamiento en “Tips para reestructurar tu hipoteca

  1. buenas tardes, mi pregunta es la siguiente:
    tengo un credito fovissste(casa) la cual tengo 13 años pagandola me han descontado como 400 mil pesos y la casa me costo 168,000.00, hasta el 2013 debia 100,000.00, se podra hacer una restructuracion y me hagan un descuento para poder terminar de pagar o a donde puedo acudir, estoy al corriente con los pagos.

    gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *