Sin miedo a comprar en preventa

pagos

¿Te interesa comprar un departamento y no te importa tener que esperar varios meses para poder habitarlo? Tu paciencia puede rendir frutos.

Adquirir un inmueble en la etapa de preventa, es decir, antes de que finalice su construcción, ofrece beneficios que debes valorar.

Uno de los más relevantes es el descuento que obtendrás sobre el precio de lista de la propiedad.

Comprar una vivienda vertical ya terminada puede ser entre un 5 y un 20 por ciento más caro que adquirirla en la etapa de preventa, estima Daniel Chávarri, director hipotecario de Finanz.

“Eso significa que quien compra en preventa, tan sólo algunos meses después, tiene una propiedad que vale un tanto más de lo que le costó.

“De esta manera puede observar un impacto fuerte en la plusvalía de su casa o departamento”, asegura el directivo.

La oferta en preventa surge cuando un desarrollador lanza un producto inmobiliario cuyo valor de venta es más bajo, coincide Jorge Gómez, de Easy Homes.

El experto afirma que a fin de facilitar el proceso de adquisición, los interesados pueden solicitar los servicios de un bróker hipotecario.

“Lo que los asesores podemos ofrecer a los clientes es tramitar su crédito, y una vez terminando el inmueble, escriturarlo”, destaca.

Gómez asegura que es factible hacerse de un departamento inconcluso a través de un crédito bancario.

Esto es posible pese a que los clientes tienen entre 3 y 6 meses para ejercer el préstamo una vez que se autoriza.

“Los proyectos de preventa pueden llevarse mucho más de este tiempo.

“Tenemos que estar renovando el crédito bancario hasta que se pueda escriturar el inmueble”, explica.

Aunque el beneficio principal para el comprador deriva de aprovechar un precio más bajo, existen otros factores que debes considerar antes de decidir.

Ten en cuenta que al comprar en preventa debes empezar a pagar tus mensualidades aun cuando no habites la propiedad.

“Es importante que el cliente considere este tema, sobre todo si está pagando renta.

“Habrá un lapso en el cual se empalmarán el pago de la renta de su actual casa más el pago de la hipoteca de su crédito de preventa”, recalca Chávarri.

El directivo añade que en un modelo de compraventa anticipada los clientes no son los únicos que obtienen beneficios.

Las constructoras también sacan ventajas de su implementación.

“Al vender bajo un esquema de preventa, es el cliente comprador y su banco quienes están aportando el capital para el avance final de la construcción.

“De esa forma el constructor aligera su carga financiera”, advierte Chávarri.

Dicha modalidad, asegura, surgió por la necesidad de las constructoras de encontrar alternativas de fondeo distintas a los créditos puente.

“Hay constructoras que no tienen acceso a ello y muchos bancos cerraron la llave a esquemas del tipo puente”, afirma.

Si planeas adquirir un departamento en preventa, prepara un “check list” de los puntos más relevantes a evaluar.

“Primero que nada, es muy importante considerar el estatus en el que se encuentra el proyecto”, considera Carlos Chavarría, directivo de Interdesarrollos.

Revisa, por ejemplo, si cuenta con permisos y la factibilidad de los servicios básicos, como son agua, electricidad y gas.

Fuente | Negocios Reforma

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *