Qué son y cómo funcionan las hipotecas inversas

retiro-1

Las hipotecas inversas son una alternativa para los adultos mayores, toda vez que representan una opción para complementar una pensión o para recibir un ingreso, al ser un préstamo no reembolsable que puede usarse como garantía de su hogar a cambio de un pago único o de forma mensual.

Esta herramienta financiera convierte una propiedad en dinero a través de un préstamo no reembolsable, el cual tiene como garantía el inmueble, y permite al propietario seguir viviendo en la propiedad hasta su fallecimiento.

No obstante, la falta de modificaciones a la ley ha impedido que bancos o aseguradoras ofrezcan este producto a sus clientes en México, de acuerdo con el presidente de la Comisión para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), Mario Di Costanzo.

En entrevista, expuso que las pensiones son bajas y las hipotecas inversas son un mecanismo que permitiría mejorar la condición de muchas personas, por lo que se espera su implementación en el corto plazo.

Si bien en mayo de 2013 se hicieron algunas reformas al código financiero del estado de México para permitir la figura de hipoteca inversa, aún no hay banco o aseguradora que ofrezca este producto, ya que requiere adecuaciones adicionales a la normatividad.

Di Costanzo indicó que ante la mayor longevidad, la falta de recursos de las personas de la tercera edad y pensiones bajas, esta herramienta es una oportunidad para mejorar los ingresos, teniendo como garantía un inmueble y permitiéndoles seguir habitándolo hasta su muerte.

“Al interesado le permite recibir un monto mensual con la garantía de su casa; cuando fallece el banco presenta dos opciones a sus familiares, que liquiden el adeudo a fin de mantener la propiedad o el banco lo recupera y lo puede vender, cobra lo que le deben y el resto se lo da a la familia”, afirmó.

En este sentido, la economista senior de BBVA Bancomer, Carmen Hoyo, coincidió en que es necesario modificar las regulaciones que rigen a los bancos y las aseguradoras para que las hipotecas inversas puedan operar en México, como lo hacen en Estados Unidos, Reino Unido y España.

“Se necesitan adecuaciones a las leyes de seguros y fianzas para que las aseguradoras puedan ofrecer el producto como tal, porque no está contemplado en la parte de bancos, también la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) tendría que establecer disposiciones específicas para que puedan ofrecer este producto” destacó.

Consideró que tienen que diseñar los mecanismos de protección, tanto para la institución como para el propietario, para evitar incumplimientos por parte de las instituciones financieras, así como evitar que el inmueble se deteriore y pierda valor para los acreedores.

“Este mercado es atractivo en el sentido de que 82 por ciento de los jefes de hogar mayores de 60 años son propietarios de su vivienda, además las tendencias demográficas apuntan a un envejecimiento poblacional, y se proyecta que los sistemas de pensiones no van a otorgar un nivel adecuado y la hipoteca inversa puede ser una opción”, señaló.

A su vez, el presidente de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), Mario Vela Berrondo, comentó que si bien actualmente no hay la necesidad como tal, porque somos un país joven, es necesario crear las bases para el futuro, porque existe una generación que en 30 años va a estar lista para la jubilación.

“Tenemos que ver con las autoridades cómo lo estructuramos para que tenga un beneficio, el cual es muy bueno, porque las personas mayores que ya no tengan ingresos pueden utilizar esta herramienta, contar con recursos y seguir viviendo en su casa”, detalló.

Para el presidente de Banco Inmobiliario Mexicano, Víctor Requejo, esta herramienta es una buena idea, “aunque la gente no lo ha entendido bien todavía, eso de que hipoteque su casa para gozar de un ingreso no ha prendido, es una cosa cultural que en este momento no se ha hecho en México y en Europa se ha hecho poco”.

Fuente | metros cúbicos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *