El entorno económico favorece el mercado inmobiliario

Sin duda que un elemento esencial para explicar el crecimiento de la actividad hipotecaria tiene que ver con el contexto económico. Por un lado la economía registra desde mediados de 2010 tasas de crecimiento por encima del 4%, 1 y de la mano con ésta, el empleo se ha venido recuperando a tasas similares (4.2% en promedio desde el segundo semestre de 2010 hasta el primero de 2012). Está también la confianza del consumidor, que al mes de mayo se ubicaba ya cerca de los niveles alcanzados en 2008, previo a la crisis, tanto en el índice general como en el de bienes duraderos, particularmente importante para la demanda de vivienda.

Fuente: Estudios económicos BBVA Bancomer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *