Banca ganará en hipotecas

El plan es no detenerse. La demanda de créditos hipotecarios ofrece una oportunidad de crecimiento que la banca no pretende desaprovechar.

Las estimaciones del sector apuntan hacia un alza de 25 por ciento en el número de préstamos que darán este año, respecto a los otorgados en 2011.

“Serán entonces 67 mil 800 los financiamientos que autorizarán en su conjunto los bancos que operan en el país”, según cálculos de Adolfo Albo, economista en jefe para México de BBVA Research.

Este volumen significará un desembolso de al menos 100 mil millones de pesos, que representa un alza de 15.1% anual.

A decir del analista, “la primera mitad de 2012 ha sido de un importante dinamismo para la actividad hipotecaria y las condiciones están dadas para que así continúe en lo que resta del año y en 2013, aunque para este último las condiciones económicas y financieras serán el factor clave”.

Los bancos otorgan créditos de manera individual, es decir, directamente a los clientes, o a través de cofinanciamientos con institutos públicos.

Demanda diferenciada

Los créditos hipotecarios que otorga la banca son básicamente para la adquisición de viviendas del segmento medio y residencial, aunque también participa en el financiamiento a unidades de interés social.

De acuerdo con el Banco de México, alrededor de 16 por ciento del financiamiento total se da para la compra de vivienda de interés social y el resto son recursos para casas y departamentos del segmento medio y residencial.

Según las estadísticas de BBVA Research, a escala nacional cerca de 40% de las viviendas que se adquieren con hipoteca tienen un valor de no más de 500 mil pesos.

Un 23 por ciento es para viviendas de entre 500 mil y un millón de pesos, 17 por ciento se ubica en el rango de uno a dos millones y el restante 20 por ciento corresponde a viviendas de más de dos millones de pesos.

“Los valores de vivienda más elevados se encuentran en el DF, Estado de México, Jalisco y Nuevo León. Sin embargo, Morelos figura también como un mercado atractivo para el segmento residencial, dada su cercanía con el Distrito Federal y su natural atractivo para viviendas de fin de semana”, refiere.

No, a lo usado

El mercado de vivienda usada no es el mercado por el que la banca apuesta.

La proporción de créditos de la banca comercial que se destina a la adquisición de vivienda usada es 13 por ciento, un nivel bajo respecto a lo que reportan los institutos públicos que en el caso de Fovissste es de 22 por ciento y en el Infonavit representa 34 por ciento.

Según BBVA Bancomer, la vivienda usada adquiere mayor peso en el Distrito Federal, Morelos y Tamaulipas.

 

Fuente | softec

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *