Subir salario encarecería hipotecas

hipoteca_casa

De prosperar la iniciativa para incrementar el salario mínimo en el DF, la deuda de quienes tengan un crédito hipotecario fijado en esa unidad se dispararía.

Esto se sumaría a la dificultad de reestructurar su deuda para establecerla en pesos y no en salarios mínimos como está actualmente, según expertos.

Tanto en esquemas del Infonavit como del Fovissste los créditos se fijan en Veces Salarios Mínimos (VSM).

Hasta ahora, el Infonavit tiene otorgados aproximadamente 7 millones 196 mil 461 créditos vigentes fijados en VSM y el Fovissste aproximadamente un millón en todo el País.

Aumentar de 67.29 a 82.86 pesos el salario mínimo en la capital como se propone, incrementa el valor de una vivienda y eleva el monto de los pagos del derechohabiente, dijo el director general de Tu Hipoteca Fácil, Fernando Soto-Hay.

Debido a que el valor de las viviendas se apreció artificialmente al medirse en salarios mínimos, lo ideal sería una reestructura para reducir el monto de la deuda y en consecuencia de los pagos, comentó.

Soto reconoció que esto generaría un desajuste financiero en el Infonavit, pero el cambio es necesario por lo perjudicial para los ingresos de quienes actualmente pagan un crédito hipotecario fijado en salarios mínimos.

“Es un tema bien delicado, porque al final del día el éxito financiero (del Infonavit) está sustentado en la apreciación artificial de su cartera hipotecaria”, dijo.

Para Raymundo Tenorio, director de la carrera de Economía del Instituto Tecnológico de Monterrey, Campus Santa Fe, los derechohabientes afectados enfrentarían falta de solvencia para otro tipo de gastos, ya que el pago por el crédito es descontado vía nómina y no hay forma de incumplir con éste.

Ambos especialistas coincidieron en fijar los créditos en pesos y no en VSM.

La propuesta presentada por el Gobierno del DF es incrementar el salario mínimo en 23.1 por ciento el primer año y 27.4 por ciento los tres años restantes, de tal forma que en 2018 sea de 171.3 pesos para alcanzar el costo de la canasta ampliada cuyo monto es de 2 mil 565 pesos mensuales.

Según un ejercicio realizado por REFORMA, en un crédito Infonavit de 400 mil pesos a un plazo de 25 años y tasa del 6 por ciento anual, el pago inicial es de 3 mil 333 pesos, pero con el aumento inicial de 23.1 por ciento al salario, se elevaría a 4 mil 103 pesos.

Derivado de esta propuesta, el Gobierno Federal quiere desvincular el salario mínimo como unidad de medida e implementar una Unidad de Medida y Actualización (UMA), la cual calcularía el Inegi y sería ajustada a la inflación cada año.

Tenorio rechazó esa solución, pues toda unidad de medida estará indexada a la inflación.

Fuente | reforma.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *