Nafin y la SHF apoyan a pymes vivienderas

Las vivienderas medianas acceden a financiamientos para el desarrollo de conjuntos habitacionales. Empresas como Corpovael y Vinte ya solicitaron recursos del programa de créditos sindicados puente que promueve la Sociedad Hipotecaria Federal (SHF) y Nacional Financiera.

Alberto Cano Vélez, director general de SHF, informó que Corpovael ya accedió a un crédito sindicado por 500 millones de pesos y recientemente la empresa Vinte pidió un financiamiento por 1,000 millones de pesos, crédito que se encuentra en proceso de autorización

Durante la presentación del programa de créditos sindicados puente para la vivienda, que promueve la SHF, en conjunto con Nacional Financiera, Cano Vélez destacó que es necesario fomentar la solidez en la industria de la construcción de hogares, por lo que desarrollan esquemas de financiamiento acordes a las necesidades de las empresas.

El esquema de crédito sindicado está enfocado principalmente hacia las empresas de mediano tamaño, por ejemplo Sadasi y Vinte.

Las grandes constructoras también podrán acceder a este programa, siempre en cuando cumplan con los requisitos, entre los que se encuentra tener solidez financiera, por lo que de momento Homex, URBI y GEO quedarían fuera.

Ante representantes del sector, el director general de SHF destacó que actualmente se encuentran en diseño nuevos productos financieros, promovidos por la banca de desarrollo para financiar al sector de la vivienda.

Destacó que el esquema de crédito sindicado puente, un programa de financiamiento para edificación de casas, en una primera etapa contará con 6,000 millones de pesos, 70% correspondientes a la SHF y 30% a Nacional Financiera. A través de este programa se espera financiar principalmente a 20 desarrolladoras de mediano tamaño.

NO HABRÁ RESCATE

Sobre las grandes desarrolladoras que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores, Jorge Carlos Ramírez Marín, titular de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU) reiteró que no tendrán rescate por parte del Gobierno federal.

“No habrá recursos fiscales destinados para rescate de ninguna empresa privada en el sector y esto es una definición que no depende tanto del gobierno como de las facultades que tiene, no está previsto en el presupuesto ningún tipo de recurso destinado para rescate alguno”, resaltó Jorge Carlos Ramírez.

Añadió que GEO, URBI y Homex siguen participando en la industria, construyendo viviendas y con desarrollos en proceso, y por lo tanto, si cumplen con los respectivos requisitos para los productos de financiamiento, podrían acceder a ellos, afirmó el titular de la SEDATU.

Por su parte, Jacques Rogozinski, director general de Nacional Financiera destacó que habrá más participación de la banca de desarrollo con las constructoras de vivienda.

“Yo no descartaría que hubiera más (financiamientos) por parte de la banca de desarrollo, no se trata de competir con la banca comercial, si ésta reactiva sus créditos, yo diría que básicamente es suficiente y entonces ya veríamos qué es lo que se requiere, la intención es que no haya falta de financiamiento en el sector y estaremos presentes si es que existe esa necesidad”, sostuvo ante representantes del sector.

Recientemente la SEDATU, la Asociación de Bancos de México y las desarrolladoras de vivienda con problemas financieros se reunieron para buscar soluciones, con el fin de solventar los créditos que tienen con las instituciones. Sobre dicha reunión, los bancos se rehusaron a realizar algún comentario, debido al secreto bancario y a que aún no concluyen las negociaciones.

Fuente | Softec

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *