Las nuevas enfermedades laborales

enfermedades_laborales

El nuevo reglamento de seguridad en el trabajo considera los riesgos psicosociales y ergonómicos; las empresas que no cumplan con su prevención recibirán multas de 50 a 50,000 salarios mínimos.

Estrés, ansiedad, depresión, ‘burnout’ , acoso laboral, así como dolor de espalda y tensión muscular son consideradas ya como enfermedades laborales y, como tal, deben ser objeto de incapacidad e indemnización laboral por parte de las empresas.

El nuevo Reglamento Federal de Seguridad y Salud en el Trabajo publicado en el Diario Oficial y que entró en vigor en febrero pasado, considera por primera vez los factores de riesgo psicosocial y ergonómico, y asigna multas que van de 50 a 5,000 salarios mínimos a aquellos patrones que no cumplan las medidas de identificación, registro y prevención de las mismas.

Aún hay un obstáculo por vencer: la Ley del Seguro Social no ha sido adecuada para responder en materia de salud a los nuevos padecimientos.

“(El IMSS) aún no tiene las herramientas para diagnosticar si la persona tiene una depresión por origen laboral o por otro tipo”, señaló la investigadora y especialista de la Facultad de Psicología de la UNAM, Erika Villavicencio Ayub.

“Las empresas van a tener la obligación de identificar factores de riesgo en su trabajo como el acoso, lo que genera incluso depresión y hasta el suicidio”, dijo el coordinador de Salud en el Trabajo de la Facultad de Medicina de la UNAM, Rodolfo Nava Hernández.

En el caso de riesgos ergonómicos, por ejemplo, un diseñador gráfico que desarrollé una atrofia muscular en la muñeca por el uso excesivo del ‘mouse’ de la computadora, podrá solicitar que su padecimiento sea considerado una enfermedad laboral.

Los patrones deben asumir la responsabilidad de que los ambientes laborales y las cargas de trabajo sean propicios para los empleados.

“No se trata de afectar a los empresarios. Hay que convencerlos de por qué es necesario cambiar nuestra cultura y saber que un trabajador sano es un trabajador más productivo y hay que cuidarlos”, dijo Villavicencio Ayub.

El 70% de los mexicanos tiene estrés laboral, lo que eleva sus probabilidades de sufrir un infarto. El estrés, además, es una característica de otros síndromes, como el burnout (cansancio extremo por alta demanda de trabajo), ansiedad y mobbing (acoso laboral), señaló.

Los padecimientos de origen ergonómico cobran particular relevancia al elevar la edad de jubilación de 60 a 65 años, “aumenta la exposición de riesgo, la probabilidad de daño se incrementa”, explicó Nava Hernández.

Los proyectos de ambas normas estarán listos este mismo año, tras lo cual serán presentadas en el Congreso de la Unión para su valoración y voto.

¿Qué padecimientos entran en el nuevo reglamento?

De origen psicosocial

“Aquéllos que pueden provocar trastornos de ansiedad, no orgánicos del ciclo sueño-vigilia y de estrés grave y de adaptación, derivado de la naturaleza de las funciones del puesto de trabajo, el tipo de jornada laboral y la exposición a acontecimientos traumáticos severos o a actos de violencia laboral”.

De origen ergonómico

“Aquéllos que pueden conllevar sobre esfuerzo físico, movimientos repetitivos o posturas forzadas en el trabajo desarrollado, con la consecuente fatiga, errores, Accidentes y Enfermedades de Trabajo, derivado del diseño de las instalaciones, maquinaria, equipo, herramientas o puesto de trabajo”.

Fuente: CNNExpansión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *