Garantizan financiamiento para vivienda

Ante la crisis por la que atraviesan las más grandes desarrolladoras de vivienda en el País, como Geo, Homex y Urbi, el Gobierno federal impulsa subsidios y fomenta créditos para mantener la actividad en el sector, lo que no significa un rescate, aseguró el Secretario de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, Jorge Carlos Ramírez Marín.

“No habrá recursos fiscales destinados para el rescate de ninguna empresa privada en el sector y esto es una definición que no depende tanto del Gobierno como de las facultades que tiene, no está previsto en el presupuesto ningún tipo de recurso fiscal destinado a rescate alguno”, dijo el titular de la dependencia, Jorge Carlos Ramírez Marín.

Al participar en el lanzamiento del Programa de Créditos Sindicados de la Sociedad Hipotecaria Federal (SHF), dijo que la idea general en el sector es que no falte ni la liquidez ni el financiamiento a través del crédito y de los subsidios.

“Estamos ofreciendo estos productos financieros para que se pueda seguir la construcción de vivienda sin ningún problema”, agregó.

El funcionario resaltó que esas empresas (como Geo, Homex y Urbi) siguen participando en el sector, construyendo casas y tienen desarrollos en procesos, y de cumplir con los requisitos para cada producto, podrían acceder a los programas de la banca de desarrollo.

Reiteró que dichas empresas llevan ante Hacienda una mesa de negociación con sus bancos acreedores, a fin de mantener el orden, al tiempo que aseguró que el resto del sector tiene una situación muy diferente.

El programa de créditos sindicados es uno de los dos instrumentos anunciados en junio pasado por la Sedatu en sus reglas de Operación 2014 y consiste en ofrecer créditos puente por ocho años a compañías desarrolladoras bajo la figura de fideicomisos.

Los recursos que se utilizarán para este propósito provienen de la Sociedad Hipotecaria Federal (SHF) y Nacional Financiera (Nafin).

En la presentación del producto, el director de la SHF, Jesús Alberto Cano Vélez, aseguró que estos financiamientos y los aportados por la banca comercial generarán una derrama de hasta 6 mil millones de pesos.

La primera empresa beneficiada por este esquema fue Corpovael, más conocida como CADU, que obtuvo un crédito por 500 millones de pesos.

Con información de NTX

Paradoja habitacional

  • 10 millones de unidades es el déficit de vivienda en México.
  • 290,000 viviendas están abandonadas actualmente.
  • 850 empresas desarrolladoras existen.
  • 17% del mercado representan Urbi, Geo y Homex, las cuales tienen problemas financieros.

Fuente: Sedatu e Infonavit

Fuente | reforma.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *