5 errores de lavandería que probablemente estás cometiendo

etiquetas-ropa-02¿Está usando demasiado detergente? ¿Sobrecargando la lavadora? O quizá ¿Exageras al tallar la ropa? Encuentra las respuestas a estas preguntas y toma algunos de los consejos que te damos para realizar de una forma inteligente tus actividades de lavandería.

Error 1: Tallar con demasiada fuerza las manchas en tus telas

Esto puede hacer que la mancha se ponga peor y posiblemente desgastarás la tela. En su lugar, sé suave y metódico. Trata la mancha tan pronto como sea posible; mientras menos tiempo transcurra, más éxito tendrás. Y siempre hazlo con un paño blanco para que los colores no se deslaven. En vez de tallar, frota cuidadosamente de afuera hacia adentro para mantener la mancha contenida.

Error 2: Usar mucho detergente

El exceso de espuma puede contener suciedad extraída de la ropa y quedar atrapada en las zonas que no siempre quedan bien enjuagadas, lo que lleva a la acumulación de bacterias. El remedio: Utiliza sólo la mitad de la cantidad de detergente que empleas normalmente, y luego aumenta gradualmente la cantidad si tu ropa no están saliendo tan limpia como le gustaría.

Error 3: Llenar la lavadora incorrectamente

Se dice que existen “reglas” al momento de meter a lavar una carga de ropa; primero se agrega el agua, después el jabon (líquido o en polvo) y finalmente la ropa. Bueno, este protocolo del pasado se realizaba para evitar que la ropa se maltratara con las máquinas de antes, pero la tecnología de hoy cuida mejor las telas. Además es una pesadilla agregar las prendas al último ya que éstas flotan y pueden quitar espacio. Mejor usa esta fórmula: Primero coloca la ropa, luego el agua y al último el jabón.

Error 4: Lavar una prenda de tintorería

Esto no es necesariamente un error. La mayoría de los artículos que dicen “limpieza en seco” pueden ser lavados a mano y secados al aire. Esto incluye fibras naturales, como el lino y la mayoría de las sedas. Si quieres lavar una prenda en casa intenta lo siguiente: humedece un hisopo con detergente y aplícalo en algún lugar oculto para probar si se deslava el color o saber qué efecto tendrá en la tela. Si todo va bien moja la prenda sólo una o dos veces y luego enjuaga sin exprimir, en su lugar sécala con ayuda de una toalla. Sin embargo telas como cuero, gamuza, y cualquier cosa con adornos como pedrerías y lentejuelas sí necesitarán del lavado en seco.

Error 5: Usar demasiado cloro

Piensa dos veces antes de abusar del cloro en tus prendas. Es normal que quieras eliminar las manchas de tu ropa clara pero, piensa que a la larga las telas se desgastarán con este líquido tan fuerte. Una solución natural para desmanchar es, colocar en un recipiente las prendas, agregar unas rodajas de limón y llevar esto a la estufa para calentarlo unos minutos, esto desprenderá mejor la suciedad y tú no gastarás demasiado cloro.

Fuente: Metros cúbicos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *