¿Es conveniente comprar una casa para rentarla?

Ya tenemos claro que comprar una casa es una inversión excelente para el resto de nuestra vida, pero ¿lo es comprarla para luego ponerla en renta?

Muchas personas consideran que si no van a vivir en la casa, una buena opción sería rentarla con la idea de que se pagará sola o que incluso podrían obtener dinero sin ningún tipo de esfuerzo, pero comprar un inmueble con la finalidad de luego rentarlo, además de tener sus propios riesgos, requiere de algunas consideraciones importantes que te ayudarán a tomar la mejor decisión.

Si estás convencido de comprar para rentar es importante que tengas en cuenta los siguientes aspectos:

La ubicación

El lugar donde se encuentre el inmueble será determinante para que la renta se realice rápido; sobre todo si se encuentra sobre o cerca de alguna avenida principal, de una zona de oficinas, universidad o medios de transporte, además de que se rentará mucho más rápido también tendrá mayor plusvalía.

La plusvalía

Para estar seguro de que el precio de tu propiedad irá en incremento con los años, es importante que analices la zona en donde planeas comprar; toma en cuenta si hay hospitales, escuelas, negocios, centros comerciales, medios de transporte y avenidas principales. Si cuenta con estos servicios ten por seguro que la plusvalía crecerá.

El precio

El costo de la propiedad dependerá de la ubicación, y lo mismo será a la hora de establecer el costo del alquiler. Toma en cuenta que una casa o departamento muy caro requerirá una renta cara, por lo tanto será más complicado encontrar un arrendatario, por eso, cuando se tiene la intención de comprar para rentar lo ideal es conseguir inmuebles a bajo costo, mejorarlos y rentarlos a un buen precio.

Lo ideal es que te acerques a un asesor inmobiliario para que te ayude y apoye tanto en la búsqueda para comprar el inmueble, como en la búsqueda de clientes para rentarlo.

Antes de encontrar al cliente ideal, es necesario que tomes en cuenta que el costo de la renta deberá de ser equivalente al menos al pago mensual que tú tienes que realizar por la casa, considerando la tasa de interés que te haya puesto la entidad financiera con quien hayas contratado tu hipoteca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *