Anillo contra VIH

La salud reproductiva de las mujeres podría nunca ser la misma gracias al primer anillo intravaginal que promete protección anticonceptiva, contra el herpes y el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) por tres meses.

Patrick Kiser, investigador de la Universidad de Northwester, en Chicago, es el creador del dispositivo que ofrece dosis controladas del antirretroviral tenofovir y el anticonceptivo levonorgestrel.

El desarrollo, que fue presentado en la revista PLoS One, es fácil de usar y podría ser probado en poco tiempo en mujeres ya que en este momento se fabrican los equipos.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, al menos 222 millones de mujeres desean retrasar la maternidad o no tener hijos, pero no usan ningún método anticonceptivo, mientras que 35 millones de personas están infectadas en el mundo con el VIH.

Así, el experto en administración de fármacos por vía intravaginal considera que de primera intención, el anillo será aceptado por el anticonceptivo, pero también podrán estar protegidas contra la transmisión de enfermedades sexuales.

Particularmente, espera que se animen a usarlo las mujeres de naciones en desarrollo, donde los embarazos no planeados representan problemas de salud, económicos y culturales.

El anillo, de 5.5 centímetros de diámetro es colocado fácilmente en la vagina y puede permanecer ahí por tres meses, ofreciendo dosis de 10 miligramos de tenofovir y 10 de levonorgestrel.

Cada sección donde es encapsulado el antirretroviral y el anticonceptivo está guardada con dos tipos de poliuretano diferentes, mientras un tercer tipo de poliuretano separa los medicamentos.

“El sistema representa un paso significativo en la administración de medicamentos y es el primero en su tipo, pues puede prevenir diferentes enfermedades con diversos medicamentos”, precisó Kiser.

“Ambos fármacos son muy diferentes, lo que representó para nosotros todo un reto. Mientras el Tenofovir es altamente soluble, el levonorgestrel es lo contrario”.

Actualmente, el Tenofovir es usado por 3.5 millones de personas con VIH en el mundo, pues inhibe la replicación del VIH y el virus del herpes simple-2.

Fuente | reforma.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *