4 pasos para alcanzar la independencia financiera

cuidado-con-las-finanzas-personales
¿Ha llegado el momento de independizarte? Entonces debes contar con un programa de metas específicas que te permitan generar un ahorro seguro y poder invertir en una casa.

Para “dejar el nido” y experimentar una vida financiera independiente, primero debes contar con un ingreso extra que te permita ahorrar lo suficiente para cubrir los primeros gastos que harás al pagar la primera la renta, depósito, mudanza, despensa y servicios.

De acuerdo con el estudio “Conocimientos financieros básicos de la juventud en Latinoamérica y el Caribe” de Master Card, el 58% de las personas entre 18 y 30 años contempla conseguir un trabajo extra para alcanzar sus objetivos, 58% emprendería un negocio y el 36% ahorraría sin utilizar ningún instrumento bancario.

La titular del programa de Consumo Inteligente de la firma Sofía Macías sugirió tomar en cuenta cuatro pasos básicos para independizarte sin contratiempos:

1. Ten claro cuánto gastas. Cuando estás en casa de tus papás, los gastos de los servicios y los alimentos no corren por tu cuenta, por lo que puedes perder la noción de lo que gastas.

“Al menos unos tres meses antes de que te vayas a vivir solo comienza a hacer las cuentas de tus gastos en comida, entretenimiento, ropa y transporte”, señaló Macías. Nunca está de más echarle un vistazo a los recibos del teléfono, gas, Internet, cable y luz para que sepas lo que te espera.

2. Arma un fondo de emergencia. Cuando llegas a una nueva propiedad siempre hay cosas que reparar o comprar. Contempla un fondo entre 3 y 6 meses de tus gastos que te permita hacer frente a los imprevistos. “Ahorra un tercio de lo que ganas cada que recibas tu quincena mientras vivas con tus padres”, sugirió la especialista de Master Card.

La firma reveló que para alcanzar esta meta 62% de los encuestados abrirán una cuenta de ahorro, 41% incrementará el saldo de su cuenta de ahorro y 30% solicitará un crédito personal.

3. Organiza tus pagos. Es probable que por no estar acostumbrado a pagar los gastos de una vivienda, puedas retrasarte y que eso te genere recargos, multas o suspensiones de los servicios. “Para evitar pasar malos ratos pon recordatorios en tu celular y no dejes los pagos hasta el último día”, sugirió Macías.

4. Amuebla tu hogar poco a poco. Haz una lista de los muebles o aparatos electrodomésticos que sean prioritarios, pero no compres todos los muebles de golpe. “Acepta donaciones sencillas de amigos y familiares, no te sobreendeudes”, dijo Sofía Macías.

Fuente | metros cúbicos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *