Finanzas personales: los conceptos económicos que debes saber

Finanzas Personales: los conceptos económicos que debes saber

Existen conceptos básicos de la economía y las finanzas personales que busca mejorar su educación financiera debe conocer, pues tienen impacto en diversos aspectos de su vida.

Aun cuando creas que basta con que lleves un presupuesto familiar, es importante que sepas cómo funcionan la economía y las finanzas en general porque lo que ocurre en tu entorno influye en tus decisiones y puede afectar a tus finanzas personales.

Los siguientes son conceptos económicos y financieros básicos que debes conocer y entender:

Escasez

Es el concepto más básico y se refiere a cuando las necesidades superan a los recursos. La manera de equilibrar ambos pesos de la balanza es mediante un sistema de mercado.

Oferta y demanda

Son las fuerzas que impulsan a dicho mercado. A mayor oferta de un producto o servicio, menor el precio; a mayor demanda (y riesgo de escasez), mayor el precio.

En un ejemplo clásico, se dice que si un producto o servicio es muy demandado en el mercado, surgirán más productores dispuestos a ofrecerlo. En el momento en que la oferta crece y hay existencias suficientes, o incluso excedentes, lo normal es que el precio tienda a caer.

Como de una misma materia prima pueden crearse dos o más productos distintos, el destino de ese insumo lo establecerá el mercado, pues los actores económicos tenderán a producir lo que genere mayores márgenes de ganancia.

Costo y beneficio

Este concepto tiene que ver con las expectativas y las decisiones racionales. Ambos factores entran en juego cuando las empresas, o los consumidores, sopesan en sus decisiones qué les ofrece el mayor beneficio al menor costo.

En el caso de un negocio, debe evaluar si añadir personal o comprar nueva maquinaria, por ejemplo, se compensará con el beneficio que le aporte tener una mayor producción. Cuando se trata de los consumidores, se inclinarán por aquel producto o servicio que les dé más valor por su dinero.

El concepto de costo y beneficio lo aplicamos en un sinnúmero de decisiones que tomamos en nuestra vida cotidiana; desde dónde estudiar o qué carrera elegir hasta en la elección de un régimen de ejercicio con el cual busquemos bajar de peso.

En suma, siempre que entramos en el proceso de decidir si las ventajas de una acción determinada sopesan sus desventajas, estamos realizando un análisis de costo-beneficio.

Pero, aun cuando intentemos conscientemente tomar las mejores decisiones, estas se ven influenciadas por diversos factores y a veces podemos cometer errores. Se dice que una de las influencias más fuertes es la que ejerce la publicidad, pues puede activar en nosotros respuestas emocionales que nos lleven a sobreestimar los beneficios de algunos artículos.

Incentivos

Esto se refiere a las recompensas que se pueden esperar de la toma de una decisión. Y en economía los incentivos importan porque conforman la expectativa que lleva a empresas o personas a inclinarse hacia determinada acción.

Se dice que la forma más segura de hacer que alguien se comporte de una manera deseable es recompensarle por hacerlo; es decir, ofreciéndole incentivos. Por ello, se afirma que los incentivos son los que mueven al mundo.

En la economía de mercado, los incentivos no son creados directamente por esta, sino que son resultado de los deseos subjetivos de los individuos, y el mercado solo se aprovecha de esto para establecer precios y generar utilidades mediante el manejo de la oferta y la demanda.

Costo de oportunidad

Este se da cuando, habiendo tomado una decisión que nos beneficia, tomamos un rumbo diferente en pos de una alternativa prometedora. Es el costo de elegir entre varias alternativas que se excluyen mutuamente. Si se opta por la mejor alternativa, es el costo del beneficio perdido al no tomar las otras alternativas.

Valor del dinero en el tiempo

En concreto, se basa en la teoría de que el dinero hoy vale más que mañana. Por ejemplo, si una persona recibe un dinero hoy y lo invierte a futuro, con los rendimientos, tendría una suma mayor. En cambio, esa misma cantidad recibida a futuro a su valor nominal actual habrá perdido ese valor y también poder adquisitivo.

Si consideramos el valor del dinero en el tiempo en nuestras decisiones, podemos sentirnos alentados a invertir nuestro dinero para ganar mediante las tasas de interés, pero también nos puede llevar a gastar ahora para ganarle a la inflación.

Poder adquisitivo

Es lo que podemos comprar con una cantidad de dinero determinada, y se ve afectado directamente por la inflación. Con el tiempo y una tasa inflacionaria constante, el monto que tengamos hoy nos alcanzará para comprar menos artículos en el futuro.

Inflación

Es el ritmo al cual aumenta el nivel general de precios de productos y servicios y, como ya dijimos, hace decrecer el poder adquisitivo. Para moderarla y mantenerla dentro de ciertos rangos, los bancos centrales hacen uso de herramientas como la política monetaria y las tasas de interés.

Tasa de rendimiento

Es la otra cara de la moneda. Se refiere a los intereses o dividendos recibidos sobre una cantidad ahorrada o invertida. Se expresa como un porcentaje sobre el monto del ahorro o la inversión.

Retorno de la inversión

Es la cantidad ganada o perdida por una inversión hecha en un periodo especificado. Las ganancias sobre una inversión se define como el ingreso recibido más las ganancias de capital que se dan al momento de vender una inversión.

La comprensión de estos conceptos básicos te ayudará a tomar mejores decisiones sobre qué hacer con tu dinero para que crezca, tanto en poder adquisitivo como en cantidad.

A una mayor educación financiera, mejor probabilidad de que sepas administrar tus ingresos, crear ahorro e invertir sensatamente.

Fuente: Banco BASE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *