Revisa la casa antes de comprar

Adquirir una casa o departamento puede ser la operación más importante de tu vida. De ahí la importancia de saber cuales son los aspectos tanto físicos como legales que debes revisar en el inmueble que te interesa. Porque, además del precio, hay puntos que a simple vista no se ven y a la larga pueden dar problemas.

Hay muchos casos que después de mudarse a la nueva casa aparecen fallas en las instalaciones, humedad en los techos y muros o problemas de carácter legal.

Para que esto no suceda te sugerimos hacer una investigación detallada de los siguientes aspectos:

1.- Observa las condiciones de los acabados. Qué tipo de mantenimiento tienen o qué tan deteriorados están.

2.- Con la mano cerrada golpea los muros. Si suena hueco es posible que haya humedad internas y en el corto plazo podría darse desprendimiento de acabados.

3.- En las esquinas de los techos (donde se unen las losas con los muros) verifica que no se observen manchas. Además de falta de impermeabilización, podría ser que una tubería esté rota.

4.- Observa el perímetro de las ventanas para verificar que el sellado está funcionando. No debe pasar el aire.

5.- Prende y apaga todos los interruptores de luz, de ser posible déjalos prendidos mientras visitas la casa. Así puedes detectar sí existen problemas de carga eléctrica.

6.- Verifica que puertas y ventanas abren y cierran adecuadamente. En las puertas podrían faltar bisagras o estar desniveladas.

7.- Abre las llaves del agua, verifica que la salida tiene potencia y que no estén tapadas las tuberías.

8.- En los baños hay que jalar la palanca del WC y escuchar la velocidad conque se llena el tanque.

9.- En la cocina pregunta por la llave que cierra la tubería de paso. Lo ideal es que sean dos, una para el gas y otra para el agua.

10.- En la azotea hay que buscar burbujas o grietas para evaluar el estado de la impermeabilización.

11.- Verifica que el tinaco funcione, que el flotador esté sobre la superficie y que el agua sea lo menos sucia posible.

12.- Los muros colindantes con el jardín o jardineras pueden ser susceptibles de humedad.

13.- Una propiedad con más de 20 años de edad requiere cambios en las instalaciones: eléctrica, sanitaria y tuberías en general.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *