Motivos de rechazo de mi solicitud de crédito hipotecario

 

rechazo de mi solicitud de crédito hipotecario

Al solicitar  al banco un crédito, la profundidad del análisis de tus datos y situación financiera determinará la autorización del mismo. Para la aprobación de un crédito hipotecario, el banco debe de tener la certeza de que podrás contar con los ingresos suficientes para hacer frente al pago de tu deuda.

Con esto el banco no sólo se protege a si mismo contra la imposibilidad de pago, también te limita a ti en caso de que no puedas solventar un gasto más. El análisis que el banco realiza es con base en la información que tú proporcionas y algunos documentos que te piden al inicio de la solicitud como comprobantes de ingresos, reporte del buró de crédito, entre otros.

En esta entrada te vamos a dar algunas de las razones por las cuales podrían no aprobarte el crédito que solicitas. En caso de que esto suceda no te desanimes, mejor revisa el porqué del rechazo y durante un tiempo trabaja en mejorar tu situación financiera: disminuye tus deudas, incrementa tu ahorro y/o  busca una fuente alterna de ingresos.

¿Por qué rechazaron mi solicitud de crédito?

  1. Ingresos: La mayoría de los créditos hipotecarios piden un ingreso mínimo con el fin de asegurar que puedas soportar el pago mensual de la deuda. En este caso puedes buscar con ayuda de nuestro comparador aquellos créditos hipotecarios relacionados con tu ingreso.
  2. Reporte de Buró de Crédito: Este reporte es utilizado por los bancos para conocer la forma en que pagas tus créditos. En caso de que presentes atrasos mayores a 90 días es probable que el banco rechace tu solicitud pues para ellos representa un riesgo prestar un monto dado a una persona con poca responsabilidad de pago.
  3. Relación ingreso-deuda: Este indicador lo puedes obtener en hipos.com con el CheckUp Financiero. Generalmente este lo calculan las instituciones financieras para conocer que porcentaje de tus ingresos es destinado a tus deudas. De esta manera saben si eres capaz de soportar una deuda más y la manera en que afectaría el esquema de pagos del banco en caso de que caigas en incumplimiento. Es probable que te nieguen el crédito si tus deudas consumen más del 45% de tu ingreso.
  4. Empleo inestable: Esto lo pueden ver los bancos mediante los comprobantes de ingreso que expide el lugar donde trabajas. Para la mayoría de los créditos se pide una antigüedad mínima de un año. Esto debido a que se supone que para este momento ya tienes un puesto estable y con posibilidades de crecimiento. El problema de que tengas trabajos temporales es la falta de certeza en cuanto a los ingresos generados mes con mes.
  5. Problemas legales: Los problemas legales se refieren a la parte del inmueble. Algunas veces la casa o el terreno que planeas comprar esta intestado o  no puede ser vendido por algun problema familiar entre los antiguos dueños. Antes de tramitar tu crédito,asegúrate de que el dueño de la casa o terreno que vayas a comprar tenga todos los papeles en orden y comprobando que el venderdor es el dueño legítimo de la propiedad.
  6. Deudas del inmueble: Estas deudas están relacionadas con el pago de diversos servicios del gobierno como luz, gas, agua o predio. Procura que la casa esté al corriente con estos pagos pues el banco no va a querer en garantía una casa que tenga adeudos anteriores. Por otro lado también es importante que la casa no se encuentre ya hipotecada. El banco tampoco aceptará una garantía que ya es garantía de otra institución financiera.
  7. Inscripción del inmueble: Es común toparse con el problema de querer hipotecar uninmueble inmatriculado. En este caso los bancos no aceptan este tipo de inmueblespues no hay un propietario real, además de que el banco no puede ejercer ningún derecho sobre el mismo como adjudicarse la casa si entras en incumplimiento.
  8. Comentarios del valuador: Es muy importante que la casa que adquieras este en buenas condiciones y que tenga el potencial de aumentar su valor con el tiempo. Esto es bueno tanto para el banco como para ti pues así tendrás la certeza de tener una vivienda segura, y el banco una garantía con un valor real que respalde tu promesa de pago.  En caso de que la casa presente desperfectos graves que puedan afectar el valor de la casa es posible que el banco se niegue o ponga algunas restricciones para dar el crédito.

Fuente: Hipólito te lo explica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *