Crédito hipotecario para adultos mayores

credito-hipotecario

A pesar de que el índice de esperanza de vida arroja una edad promedio para el hombre de 75 años y para la mujer de 78 años, de acuerdo con la CONAPO, después de los 65 años, las posibilidades de obtener un crédito hipotecario se reducen. Aquí te platicamos sobre algunas alternativas.

Enrique MargainPitman, coordinador del Comité de Crédito Hipotecario de la Asociación de Bancos de México, ABM, explicó que dependiendo de la edad del solicitante se establece el plazo máximo del crédito que la persona puede contratar.

Lo más común, dijo, es que las instituciones financieras busquen que la edad del solicitante, sumada al plazo del crédito no supere los 75 años; no obstante, en bancos como HSBC la edad máxima del contratante es de 75 años al momento de la firma del crédito, más el plazo del crédito.

En el Instituto de Vivienda, INVI, de la Ciudad de México, la edad máxima es de 64 años. En caso de rebasar ese límite de edad, el organismo propone al solicitante recurrir a la figura de ‘deudor solidario’; esto es, la persona física que cuenta con los recursos económicos suficientes para absorber de manera solidaria con el acreditado las obligaciones de pago del crédito.

Pensionados y su derecho a hipoteca

El Fondo de la Vivienda del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado, Fovissste, ofrece créditos a pensionados al servicio del Estado, como son: maestros, médicos, enfermeras, jueces, magistrados y policías.

El Vocal Ejecutivo, Luis Antonio Godina Herrera, acotó que el límite de edad es de 74 años; “aunque si se pasa por algunos meses, la institución estudiaría caso por caso”. Los créditos son para compra de vivienda nueva o usada, o para ampliación y remodelación.

El crédito límite de Fovissste, dijo el entrevistado, depende del plan que elija el solicitante; en su gran mayorías los créditos colocados son por un monto aproximado de $660,000 pesos, “pero se han otorgado hasta por $4,000,000”, expuso el entrevistado.

Si bien la oferta es limitada, estos programas ayudan a más personas a concretar su proyecto de tener casa propia.

Fuente: Metros cúbico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *