Requisitos básicos para solicitar un crédito hipotecario

Requisitos básicos para solicitar un crédito hipotecario

A pesar de que nuestra generación tiene menos posibilidades de adquirir un inmueble que la de nuestros padres, eso no quiere decir que sea imposible.

Comprar una casa es una inversión muy importante, implica cantidades fuertes de dinero y los bancos necesitan asegurarse de que puedas pagarlo. Quizá encontraste un súper trabajo y en este momento tienes una base financiera sólida que te permite darte ese lujo.

Si ese es tu caso, el siguiente paso es saber qué requisitos debes cubrir para que te otorguen un crédito hipotecario:

  1. Edad e ingresos para solicitar un crédito hipotecario

La edad mínima para pedir un crédito de esta naturaleza es de 18 años y la máxima de 64 años 11 meses. El cálculo de lo que te pueden prestar se basa en el ingreso neto mensual, el valor del inmueble y si la persona cuenta con apoyo o subsidio de algún organismo nacional de vivienda, como Issste o Infonavit. En el último caso, el financiamiento es mayor.

En general, las hipotecas para jóvenes ofrecen mejores condiciones, pues en algunos casos les pueden financiar hasta el 100% del costo del inmueble. En cambio, las hipotecas para mayores de 40 años no suelen cubrir todo el costo, pues se asume que el solicitante tiene ahorros para comprar el inmueble.

  1. Historial crediticio

Es bien sabido que un buen historial crediticio es la puertas para acceder a futuros préstamos. Tu comportamiento como pagador determinará si eres candidato a una hipoteca. Si en el Buró apareces con una calificación positiva, serás un cliente atractivo para los bancos, así que asegúrate de estar al corriente con tus créditos anteriores y vigentes: tarjetas de crédito, financiamiento automotriz, telefonía y tiendas departamentales.

  1. Capital inicial

Todo crédito hipotecario requiere de un capital inicial para cubrir el enganche del inmueble, gastos administrativos, apertura del crédito, valuación y gastos de escrituración. La banca solicita del 10% al 20% ciento como mínimo. Es decir, que si la vivienda que te interesa cuesta un millón de pesos, deberás tener ahorrados entre $100 mil y $200 mil pesos antes de iniciar el trámite.

Para que todo salga bien es importante contar con un ingreso constante y un ahorro significativo, así el pago del crédito no afectará tu economía. De hecho, la Condusef recomienda no designar más del 30% de tu ingreso al pago de una hipoteca, así que checa que los pagos mensuales no excedan esa cantidad.

Fuente: Veintitantos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *