¿Qué significa tipo de interés real?

pareja revisando contrato de préstamo

El tipo de interés real o tasa de interés real es el que se calcula restando la inflación, que produce la merma de valor del dinero. Este recoge los factores de riesgo y compensación por la utilización del capital.

El interés real se calcula de forma aproximada ya que se consigue restando la tasa de inflación al tipo de interés nominal. De esta manera, el inversor tiene una idea más concertada a la realidad de la rentabilidad que puede esperar de su inversión.

Es importante tener en cuenta que el valor del dinero no es el mismo hoy en día que en el futuro, ya que con una cantidad de dinero determinada, no se puede comprar lo mismo hoy, que dentro de unos años.

El tipo de interés real es un dato sustancial que hay que conocer, ya que nos permite saber cuánto nos está cobrando nuestra entidad por la concesión de un préstamo, una hipoteca, un crédito o incluso por la rentabilidad que nos promete por depositar nuestros ahorros.

El tipo de interés real puede aplicarse a dos tipos de operaciones

1.- Inversiones para conocer cuál es la rentabilidad neta de una inversión: para ello, es de vital importancia saber el tipo de interés real en los casos en que la rentabilidad real no supere a la de esa inversión.

2.- Préstamos o créditos: para conocer el tipo de interés real que nos cobra la entidad.

Tipos de interés reales y su relación con la economía

1.- Tipos reales altos: para una economía en crecimiento constante y consumo excedido. Se utilizarán políticas monetarias limitadas y en ocasiones las de contraste de inflación.

2.- Tipos reales bajos para una economía que necesita reactivarse: Se utilizarán en políticas monetarias expansivas.

3.- Tipos reales negativos para una economía en recesión: Los bancos siempre han desconfiado de este tipo de condiciones, ya que el concepto de tipos reales negativos significa que es más asequible devolver un préstamo que la apreciación del bien que hemos adquirido con ese préstamo. Conservar durante un tiempo considerable esta situación de manera innecesaria puede provocar burbujas especulativas con un resultado incierto a la larga.

Forma de Cálculo del tipo de interés real

Para calcular el tipo de interés real, tenemos que restar la tasa de inflación al tipo de interés nominal, siendo el tipo de interés nominal el que se expresa en moneda nacional y no conlleva el efecto de la inflación y, por tanto, no contabiliza el poder adquisitivo.

Al mismo tiempo es importante tomar en cuenta el cálculo de la rentabilidad real, empleada para medir la rentabilidad de una inversión incluyendo la inflación de precios.

A la rentabilidad nominal se le sustrae la tasa de impuestos del país sobre los beneficios obtenidos, que dependerá del trayecto en que se encuentre ese beneficio y de su tipo marginal al año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *