Consejos para pagar tu Crédito Hipotecario más rápido

Consejos para pagar más rápido tu Crédito Hipotecario

¡No te tardes toda una vida pagando tu crédito hipotecario! Checa estos consejos para pagar más rápido.

Una de las principales ventajas de pagar más rápido tu crédito hipotecario es que, tienes una vivienda 100 por ciento propia y lograr mejores finanzas personales, indica Leonardo González, analista Real Estate de Propiedades.com.

Por otro lado, si en el mediano o largo plazo decides comprar una segunda propiedad, puedes acceder a una de mayor valor. Así como a un nuevo préstamo con mejores condiciones.

¿En cuánto tiempo se paga un crédito hipotecario?

De acuerdo con Fernando Soto-Hay, director general de Tu Hipoteca Fácil, la vida útil de los créditos hipotecarios en México, es de ocho años aproximadamente.

“Generalmente, las personas pre-pagan sus financiamientos antes del plazo en que lo contrataron. Es decir previo a los 15 o 20 años”, añade.
¿Cómo lo logran?

Juan Kasuga, socio director de Creditaria, dice que para pagar más rápido tu crédito hipotecario puedes recurrir a tus ingresos adicionales.

Es importante que veas como ingresos adicionales a aquellos que no fungen como tu colchón familiar o el de tu negocio. Prácticamente, es el dinero que no tienes contemplado.

Kasuga comenta: “Generalmente, las personas que trabajan en una empresa reciben aguinaldo. Lo ideal es que destines un porcentaje importante al pago anticipado de la hipoteca”.

También te puede interesar: Requisitos básicos para solicitar un crédito hipotecario

Para esto, debes acudir a tu banco y decirle al ejecutivo que tu pago se aplique a capital y que el efecto sea en la reducción del plazo.

Otras opciones

La disciplina es otro factor que influye para que seas dueño o dueña de la casa por la que tanto has trabajado.

Kasuga dice que lo primero que debes hacer es preguntar en tu banco si hay posibilidad de adelantar mensualmente la cantidad que decidas. Pregunta si puedes destinar 20 por ciento más a la aportación mensual.

Fuente: La Revista Peninsular

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *