Errores más frecuentes al firmar una hipoteca

hipoteca

Si la adquisición de un inmueble es algo a lo que le has dado vueltas hasta el cansancio, las opciones que tienes una vez que te decidas son: pagar de contado o a través de un crédito hipotecario.

Elegir un crédito que se adecue a tu vida es el siguiente paso en la búsqueda de tu patrimonio. Antes de que elijas cualquier crédito, recuerda que es una inversión que pagarás durante cinco a 30 años de tu vida, y que tendrás que ser puntual en dichos pagos. Por eso, no debes elegir el tipo de crédito a la ligera.

Aquí te damos seis consejos que debes tener en cuenta a la hora de escoger un crédito hipotecario.

Ahorra

Si ya decidiste adquirir un inmueble, el primer plazo es ahorrar. Si ya tienes esa parte cubierta llevas una ventaja. Adquirir el compromiso de una hipoteca es cuestionarse sobre nuestra capacidad económica y nuestros hábitos de ahorro.

Considera que ninguna institución financiera te dará el pago completo del inmueble que deseas, así que lo ideal es que puedas cubrir el costo del enganche y los gastos derivados de los procesos notariales. Lo ideal es que tengas entre 10% y 20% del valor del inmueble que deseas.

Asesórate

Existen alrededor de 150 opciones de financiamiento hipotecario en México. Los diversos créditos hipotecarios te ofrecen diversas opciones de pago. Entre esas opciones se encuentra los créditos del Infonavit, Fovisste, bancos comerciales, Sociedades Financieras de Objeto Múltiples, Sociedades Financieras Populares, y Sociedades Cooperativas de Ahorro y Préstamo.

En cada uno de estos créditos, las instituciones te informan a través de un asesor sobre las condiciones de los pagos, los plazos y demás cuestiones a considerar.

Compara y elige

Este consejo va de la mano con el punto anterior. No te quedes con la primera opción que encuentres. Compara los diversos tipos de créditos, las tasas de interés y los seguros (de desempleo y de vida) que te ofrecen. También considera el tiempo de respuesta para la autorización del crédito, ya que existe la posibilidad de que no seas apto para todas las instituciones financieras.

Considera otros gastos

Como el CAT (Costo Anual Total), y la tasa de interés. El CAT es un cálculo que contempla los gastos derivados de un financiamiento de este tipo: comisión, seguro, cargos adicionales, etc. Por otro lado, la tasa de interés puede ser fija o variable. Es necesario que escojas la mejor tasa de interés. Una tasa fija te asegura (sin importar el plazo) que los intereses que pagues durante cinco o 30 años serán siempre los mismos.

Forma de pago

Deberás elegir entre pesos, veces un salario mínimo o Unidades de Inversión. Estas unidades son necesarias para el cobro de tu hipoteca, y cada una afecta directamente al crédito que elijas. Recomendamos el financiamiento en pesos, ya que de esta forma siempre sabrás con precisión cuál es el monto de tu deuda.

Considera que, tal como una renta, el monto de tu hipoteca no debe rebasar el 30% de tus ingresos mensuales. Una vez elegidos estos elementos es hora de firmar el crédito por el que te has decidido.

Después de firmar

Te recomendamos leer detenidamente tu contrato y verificar que cumpla con lo que te han ofrecido. Un pago puntual de la hipoteca te evitará contraer intereses moratorios. Revisa si tu contrato te permite hacer pagos adelantados y en caso de que sí, te recomendamos adelantar pagos cuando te sea posible. Así podrás reducir el tiempo en el podrás liquidar tu deuda y, por lo tanto, pagarás menos intereses.

Una vez revisados estos puntos estarás listo para comenzar el pago de tu inmueble. Recuerda que lo mejor siempre es recibir asesoría personalizada. Si tienes dudas, es mejor que visites los sitios web de los bancos, antes de asistir a la institución.

En la página de la Condusef encontrarás una comparativa de 50 instituciones que ofrecen créditos hipotecarios, y a través de un simulador podrás revisar las diversas tasas de intereses.

Fuente: El Confidencial

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *