Momento de ser empresario…
en la Bolsa

bolsamexicana-exc1

“Ningún empresario o inversionista ha sido exitoso sin tener confianza” Antonio del Valle Perochena

Avance generalizado: el sorpresivo e importante recorte en la tasa de interés (Cete 28 días) que decidió el pasado viernes 6 de junio el Banco de México de 3.5 a 3.0% tuvo un efecto positivo e inmediato en el mercado accionario. No obstante, el efecto debió haber sido mayor por las implicaciones de esta medida.

Importancia de la baja: la baja en tasas de interés deberá contribuir a disminuir los gastos para entidades con deuda (personas físicas y morales), mejorando la capacidad de consumo. En algunos países, la medida desincentiva el ahorro y promueve el gasto.

En México, el efecto de menor ahorro es cuestionable, pues nuestra tasa de ahorro ha sido negativa en -10% (en promedio no ahorramos) desde hace mucho tiempo.

No obstante, más allá de la idea psicológica de que con tasas seguras menos atractivas el participar en activos con mayor riesgo (acciones) puede hacer sentido, la verdadera razón por la cual la Bolsa es atractiva con una baja de interés es porque siendo dueño de una empresa extraordinaria, la rentabilidad de su negocio y la potencial distribución de beneficios a través de dividendos es muy alta.

Suponga usted que quiere poner un negocio. ¿Qué tasa de retorno anual buscaría tener? Según su agresividad la respuesta debería ser dos, tres o cuatro veces lo que paga el banco, pues para levantarse todos los días a lidiar con empleados, proveedores, clientes, mantener local, etcétera, el negocio tiene que pagar más de lo que me ofrece “simplemente” poner el dinero en el banco.

Muchas empresas ofrecen rentabilidades en sus negocios mucho mayores a 6% y es por eso que hoy es momento de ser empresario. Invertir en Bolsa permite precisamente eso, ser empresario de un grupo de empresas rentables y de gran potencial. Si bien la baja en tasas de interés no ha tenido un impacto mayor en el alza del IPC, consideramos que será reconocida gradualmente.

FP_ponce_16jun_14Fuente | El Economista

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *