Tarjetas bancarias, ¿cómo elegir?

Tarjetas de Crédito

Para muchas personas, contar con diferentes tarjetas de crédito puede ser favorecedor, sobre todo por los múltiples beneficios que usted puede obtener con ellas.

Pero la situación se torna un tanto complicada al momento en que debe realizar los pagos de todos sus plásticos, pues la administración de dichos desembolsos —entre otros aspectos— puede ser complicda al manjejar varias fechas de corte y diferentes tasas. Ante ello, una alternativa viable para facilitar sus pagos es hacer una consolidación de deuda.

Este mecanismo consiste en concentrar los pasivos de diferentes instituciones financieras en una sola cuenta. Cada banco ofrece a sus clientes distintas modalidades; sin embargo, algunos sólo las brindan a deudores que se encuentran al corriente en sus pagos.

Ángel González Badillo, director general de la Defensa del Deudor detalló que la unificación de deuda es requerida por las personas que desean manejar con mayor sencillez sus pasivos o que buscan una tasa de interés más baja.

José Luis de la Cruz, director general del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (Idic), informó que la posibilidad de tener en un solo lugar todas sus deudas es una alternativa para mejorar sus finanzas.

“La consolidación de deuda es un elemento en el que se debe avanzar más en el sistema financiero mexicano, porque es uno de los mecanismos que puede favorecer la competencia de las instituciones financieras y con ello abaratar el costo del crédito para las familias mexicanas, o incluso para las empresas”, consideró de la Cruz.

El también catedrático del Tecnológico de Monterrey consideró viable hacer una consolidación de deudas cuando esta alternativa ofrezca pagar un menor interés y facilite la administración de su crédito.

En ocasiones, tener financiamientos con diferentes instituciones dificulta la administración de su dinero.

Busque Certidumbre

José Luis de la Cruz aconsejó buscar certidumbre del interés que terminará pagando sobre el crédito y no adquirir la consolidación de deuda si el acreedor le ofrece una tasa variable.

Pues si desde un principio usted cuenta con una tasa menor, pero más adelante ésta sube, puede generarle un pago mucho mayor al que pactó en un inicio y con ello descapitalizar sus ingresos.

Destacó que dentro de los productos financieros, los créditos hipotecarios y las tarjetas de crédito son los pagos que más se buscan consolidar con un solo acreedor.

González Badillo hizo énfasis en que antes de firmar el contrato de la consolidación lo lea perfectamente y cuide todos los detalles del mismo.

Conminó a que si tiene alguna duda sobre este mecanismo acuda a su banco o la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), pues son las entidades que le ayudarán a esclarecer todas sus inquietudes al respecto.

Ahora bien, cuando usted decide hacer un contrato de consolidación de deuda recuerde que se comprometerá a cumplir con una serie de pagos fijos mensuales.

Los especialistas explicaron que al acceder a la consolidación usted no podrá pagar menos ni fuera de tiempo porque puede perder los beneficios.
En el mercado, Banamex, Banorte Ixe y HSBC son algunas de las instituciones que tienen esta alternativa, y que lo ayudarán a alcanzar finanzas personales sanas.

Créditos hipotecarios para consolidación de deuda

En los créditos hipotecarios para consolidación de deuda se deja como garantía un bien inmueble al momento de consolidar sus pasivos con una tasa preferencial.

Al momento de acceder a este mecanismo, debe cubrir mes con mes un pago hasta saldar su pasivo; algo similar a lo que ocurre en la unificación de deuda normal (sin garantías). Para que este beneficio sea redituable tiene que analizar su presupuesto mensual y no atrasarse los pagos, pues de lo contrario puede entrar en un conflicto de endeudamiento mayor.

González Badillo aconsejó que no se precipite, recuerde que cuando se queda un inmueble en garantía y no cumple con su obligación de pagos corre el riesgo de perderlo.

En cuanto a esta opción, José Luis de la Cruz afirmó que ha sido uno de los esquemas en los que más se ha aplicado, y en los cuales existe una mayor posibilidad de consolidar sus deudas. “Hay una diversidad de ofertas con esta alternativa, en la cual algunos han logrado reducir el plazo de su deuda”, informó el especialista.

Finalmente, consideró esta alternativa como una opción viable en la que más se ha avanzado en México; pero también donde se debe tener mucho cuidado de no atrasarse en los pagos.

Alternativa no apta en caso de sobreendeudamiento

La mayoría de las personas que contempla hacer una consolidación de deuda lo hace cuando ya es demasiado tarde o la deuda está fuera de control, y en estos casos la unificación de deuda no es una opción viable, informó el director general de la Defensa del Deudor, Ángel González.

Destacó que esta alternativa funciona únicamente para quienes aún no tienen problemas para pagar sus créditos.

Esto se debe a que quienes ya tienen problemas de sobreendeudamientos por lo regular sólo cubren los pagos mínimos de sus tarjetas y —contrario a lo que creen— al momento de hacer una consolidación de deuda, la institución financiera que adquiera las diferentes deudas del cliente tomará el total adeudado y le aplicará la tasa de interés comentada que, aunque es una tasa preferencial, implica que la mensualidad sea superior, pues todos sus adeudos están unidos en una sola cuenta.

Por ello aconsejó hacer una consolidación de deuda cuando no esté en sobreendeudamiento y tenga la capacidad de pagar sus tarjetas de crédito en por lo menos hasta tres veces el monto mínimo mensual.

Contemple que si usted paga mínimos de sus tarjetas de créditos puede estar por un periodo de hasta 15 años y no acabar de pagar su deuda; sin embargo, cuando se maneja la unificación de deudas se manejan también plazos de tiempo específicos (12, 24, 36 o 48 meses), que aunque parecieran ser periodos largos serán menores a los que pagará si solamente cubre mínimos.

Afirmó que, en caso de estar en sobreendeudamiento, una mejor alternativa es acercarse a sus acreedores y platicar la opción de pagar una a una sus deudas; en caso de que resulte imposible, no tiene sentido obligarse a pagar una serie de capitales que le resultan dificultosos.

“No se endeude para pagar, existen alternativas para liquidar sus créditos de una manera real y adaptadas a sus necesidades”, aconsejó González Badillo.

¿Qué aspectos cuidar para la consolidación de deuda?

Para elegir en dónde realizar su consolidación o unificación de deuda usted debe evaluar qué le ofrecen las instituciones financieras le ofrecen (no todos los bancos tienen la opción de consolidación de deuda). Entre ellos debe:

  • Cuidar que la tasa de interés que le brindará realmente le beneficie y sea una tasa fija.
  • Buscar que la tasa de interés sea preferencial y menor a que puede tener con diferentes bancos.
  • Averiguar si le ofrecen una tabla de amortización en cuanto a pagos mensuales
  • Averigüe si hay la opción de poder adelantar sus pagos directos sobre capital.
  • No olvide que usted como consumidor tiene el derecho a elegir de acuerdo a lo que las instituciones bancarias le ofrecen.
  • Busque obtener un pago menor (esto en su mayoría de veces será difícil de conseguir).
  • Analice su situación financiera y compárela con lo que le ofrecen.
  • Considere los cargos y comisiones que le cobrarán por transferir o consolidar su saldo.

 

Fuente | eleconomista.com.mx

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *