¿Pidió crédito? Evite suspender sus pagos

Se encuentra cerca El Buen Fin, el que denominan las empresas el fin de semana más barato del año y con él, seguramente, mucha gente hará uso de sus tarjetas de crédito.

Expertos recomiendan adquirir productos de la forma más responsable posible, pero aseguran que no vendría nada mal saber cuáles son las razones más frecuentes por las que la gente se endeuda o deja de pagar a sus acreedores.

En muchas ocasiones, las personas que se endeudan y no pueden hacer frente a sus compromisos crediticios dejan de percibir su realidad.

“Se sobre endeudan confiados en que van a poder cumplir con estos compromisos porque tienen un trabajo ‘estable’, porque su negocio tiene ventas constantes y esto brinda cierta seguridad de cumplir con estas obligaciones”, comentó Ángel González, director de la Asociación Nacional por la Defensa del Deudor.

Según la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros, hay distintas explicaciones del porqué la gente se endeuda, pero desde el punto de vista de la sociología social o de masas, se observa una sociedad influida por la publicidad y el bombardeo de los medios para consumir.

Gastar de más “es una conducta compensatoria de necesidades no resueltas, vacíos infantiles, abandonos o pobreza en la infancia que trata de ser paliada en la vida adulta”, dijo.

Sin embargo, para evitar deudas y no tener preocupaciones de más, Raymundo Tenorio, director de los programas de Economía de la Escuela de Negocios del Tecnológico de Monterrey, pidió no tomar decisiones apresuradas.

“Es recomendable esperar un poco porque van a venir buenas ofertas para fin de año y no es recomendable tener una a la cuesta de enero desde diciembre”, dijo el especialista.

Los tres motivos más frecuentes

Ángel González, director de la Asociación Nacional por la Defensa del Deudor, comentó que 99% de las deudas que se documentan es provocado por causas ajenas a las personas.

  1. Pérdida del empleo. Al desaparecer una fuente de ingresos importante, no se llevan a cabo los ajustes al gasto y el desequilibrio resultante se va a las tarjetas de crédito.
  2. Enfermedad de un familiar. Cuando enferma un familiar sin la cobertura de un seguro se gastos médicos, se afecta la economía familiar, ya que sus ingresos se canalizan a ayudar al enfermo, cubriendo no sólo los gastos de emergencia sino los gastos cotidianos con tarjetas de crédito.
  3. Falta de cultura financiera. No es raro que las personas consideren la línea de crédito como parte de su ingreso disponible o un ingreso extra, olvidándose de que, por ese préstamo, tendrá que pagar intereses.

Cómo le cobrará 
el banco

Éste es el proceso de cobro cuando usted deja de pagar

  1. Gestión de cobranza interna. Es la misma institución la que hace las llamadas por medio de su área de Cobranza. Duran cerca de tres meses.
  2. Se le comisiona a una agencia de cobranza para que ésta intente recuperar el dinero que se le prestó a través llamadas cada vez más insistentes.

Si no se llega a un acuerdo, puede ocurrir lo siguiente:

  • a) Si el banco considera que el adeudo no es significativo, puede simplemente cancelar el adeudo, pero bajo una penalización en los registros de información de las sociedades de información crediticia (Buró y Círculo de Crédito). Se trata de deudas con un saldo menor a 19,000 pesos, aunque en instituciones como Famsa y Banco Azteca, este monto sí tiene un riesgo potencial de demanda.
  • b) Que la deuda se venda a un tercero. El banco decide vender esa deuda a un despacho que se dedica a comprarla y ellos adquieren, como nuevos dueños, todos los derechos para cobrarla.
  • c) El banco podría iniciar un proceso judicial en contra del deudor para tratar de recuperar los recursos del préstamo, lo que implica un riesgo serio arriba de los 35,000 pesos y existe un problema potencial. Tenga en cuenta que mientras más alto sea el monto del adeudo, el riesgo de demanda se incrementa de forma considerable.

 

Fuente | El Economista | Salomón Rodríguez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *