Trabajador independiente, piensa en el futuro

Profesionales independientes, consultores y pequeños empresarios forman parte de los 13 millones de personas que hacen de jefes y trabajadores al mismo tiempo, lo que los coloca en una posición de libertad, pero también los obliga a encargarse de sus finanzas y prever un futuro, resalta la Condusef.

De esos 13 millones de personas que trabajan por cuenta propia, sólo se reportaron 211 mil 710 cuentas de ahorro para el retiro para trabajadores independientes en 2012, de acuerdo con cifras de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar).

Así, la Comisión Nacional para la Defensa de los Usuarios de las Instituciones Financieras (Condusef) explica que igual que los trabajadores asalariados, las personas que laboran por su cuenta también tienen la necesidad de prever un futuro, por lo que recomendó diferentes alternativas para quienes son sus propios jefes.

El organismo expuso que si un trabajador ya había cotizado antes en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y en consecuencia tiene una cuenta de ahorro para el retiro en una Afore, puede seguir con sus aportaciones.

A dicho régimen se le conoce como de continuación voluntaria, refirió el presidente de la Asociación Mexicana de Administradoras para el Retiro (Amafore), Óscar Franco, y subrayó “la Afore no caduca y sus beneficios se conservan con el tiempo”.

Señaló que existen otras formas de hacer aportaciones, como la práctica muy común pero poco efectiva que consiste en alojarse en una nómina ajena, que a decir del presidente de la Amafore, “es un esquema muy abigarrado”.

Para ello es necesario convencer a una persona asalariada para incorporar en su nómina al trabajador independiente, quien deberá pagar las contribuciones como empleado y absorber las obligaciones de un patrón y además de que se presta a situaciones problemáticas.

Entre ellas, precisó Franco, es que alojarse en la nómina de un trabajador asalariado está tipificado como fraude ante el IMSS.

Por lo anterior, detalló que la institución considera en sus estatutos a los trabajadores independientes en el Régimen Voluntario con la modalidad 40, que es para los trabajadores activos al menos 52 semanas en los últimos cinco años.

Así, las personas que se quieran adherir a este esquema deberán pagar 10.75 por ciento de su salario mensual con el que se desea cotizar, lo que les permitirá sumar semanas de cotización, mejorar el salario promedio y extender la conservación de los derechos, sin embargo, esta modalidad no incluye los servicios de atención médica.

Entre otras sugerencias para hacerse de un capital al momento del retiro son los seguros dotales, los cuales se contratan por un periodo determinado y pueden servir para financiar la etapa en la que las personas que trabajan por su cuenta dejen de laborar, detalló el presidente de la compañía Impuestum Contadores, Rubén Herrero.

Al respecto, la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS) puntualizó que un seguro dotal es un instrumento de ahorro a largo plazo que ofrece protección por fallecimiento y supervivencia.

De esta manera, la aseguradora pagará la suma de la cobertura al término del plazo contratado, o antes si el asegurado fallece o queda incapacitado.

Fuente | metros cúbicos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *